España arresta presunto capo de Colombia que se ocultaba a plena luz

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn

Las autoridades de España arrestaron a un colombiano que tenía relaciones con celebridades, acusado de haber usado su estilo de vida en la alta sociedad como fachada para su papel como líder de una red de narcotráfico internacional, lo que demuestra que algunos líderes criminales intentan ocultarse a plena luz.

Juan Pablo Muñoz Hernández, alias “Carlos Ciro”, presunto jefe de una red de tráfico transnacional de cocaína, fue arrestado el 6 de marzo por la policía nacional de España. El arresto de Muñoz se produjo tras una investigación que adelantaron las autoridades de Brasil, Colombia y España de manera conjunta durante dos años.

Según los informes, Muñoz llevaba un estilo de vida lujoso como un magnate empresarial interesado en el arte y la cultura, que se codeaba con celebridades de Europa y Suramérica. Sin embargo, según las autoridades, los viajes de Muñoz en jets privados, sus estadías en hoteles de lujo y sus amistades con los ricos y famosos eran una fachada para su papel como el “rey de la ruta europea”.

Según las autoridades españolas, la red de tráfico de cocaína de Muñoz se extendía desde Colombia, México y Brasil hasta Estados Unidos y el continente europeo, donde sus vínculos con mafiosos italianos le facilitaban el tráfico de drogas.

Según la policía nacional de Brasil, la investigación en torno a la red de Muñoz comenzó en el año 2016, cuando las autoridades de Bélgica incautaron dos cargamentos de cocaína, cada uno por más de una tonelada, ocultos en compartimentos secretos en un contenedor que transportaba mármol procedente de Brasil.

Las autoridades brasileñas habían buscado a Muñoz desde septiembre de 2017 en relación con esta investigación. Sin embargo, él había logrado eludir su arresto desplazando su centro de operaciones a Europa y moviéndose con frecuencia entre Grecia, Italia, España y Alemania.

La Policía Nacional de Colombia le dijo a Caracol que Muñoz probablemente comenzó su carrera criminal como miembro del desaparecido grupo criminal Los Rastrojos, en colaboración con la organización de Los Comba, también extinta. Según las autoridades colombianas, Muñoz logró ascender en la cadena del poder criminal tras el arresto o la muerte de sus predecesores. Al momento de su captura, al parecer tenía vínculos con el poderoso grupo criminal colombiano conocido como Los Urabeños.

Se cree que Muñoz había asumido varias identidades, entre ellas la de un empresario italiano conocido como “Juan Pedro García”. Bajo esta identidad, Muñoz presuntamente dirigía una empresa de importación y exportación que traficaba cocaína a Italia dentro de cargamentos de maquinaria.

Análisis de InSight Crime

Si bien la mayoría de los narcotraficantes colombianos han eludido su captura manteniendo un perfil bajo, Muñoz no es el primero que ha intentado ocultar sus actividades criminales tras la fachada de un estilo de vida en la alta sociedad y codeándose con las celebridades.

El mes pasado, las autoridades colombianas arrestaron a un presunto líder criminal conocido por extravagancias similares. Sebastián Murillo Echeverry, alias “Lindolfo”, utilizó su matrimonio con una famosa presentadora de televisión para establecer empresas de modelaje, mediante las cuales lavaba las ganancias criminales que obtenía como importante figura del hampa de Medellín.

Al igual que Muñoz, las redes sociales de Murillo estaban repletas de fotografías de él junto a conocidos actores, cantantes y modelos, principalmente de Colombia, México y España. Muchas de estas famosas figuras se distanciaron de los presuntos narcos borrando apresuradamente las fotografías de sus cuentas personales.

     VEA TAMBIÉN: InDepth: Cobertura sobre la narcocultura

En 2012, las autoridades colombianas también capturaron a otro supuesto líder criminal mientras celebraba una fastuosa boda. Camilo Torres, alias “Fritanga”, un presunto líder de las operaciones de tráfico de cocaína de Los Urabeños en el departamento de Córdoba, quien era buscado para ser extraditado a Estados Unidos, había fingido su muerte varias veces con el fin de evadir a las autoridades. Sin embargo, mantenía amistades con famosos actores, cantantes y modelos que asistieron a la boda, entre ellos un actor de telenovela que hacía el papel de un sicario, y quien en medio de su borrachera hostigó a los agentes que hacían el arresto.

Dado que se cree que hay sectores clave del hampa colombiano que están siendo controlados por una red de “invisibles” (narcotraficantes experimentados que han logrado evadir la atención de las autoridades), los recientes arrestos de narcos relacionados con personas famosas pueden ser una señal de que hay más líderes que están tratando —aunque no siempre con éxito— de esconderse a plena luz.

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn