¡Llegó la Navidad! Y con ella la creatividad de los narcotraficantes

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn

Otra Navidad que llega y los narcotraficantes vuelven a recibir con brazos abiertos la temporada más festiva del año. A lo largo de los años, los grupos criminales han estado prestos a recibir todo lo que la Navidad tiene para ofrecer, con ofertas de todo, desde dudosos arbolitos hasta gorros de Papá Noel en el trasiego y expendio de narcóticos en las fiestas.

A continuación, InSight Crime analiza algunas de las formas más creativas como los narcotraficantes han aprovechado el brillo de la navidad para camuflar y comercializar sus productos ilícitos, a la vez que evitan ingresar en las listas oficiales de chicos malos.

¿Arbolito de Navidad?

No sabemos si los narcotraficantes bailan en torno a sus arbolitos embargados por el espíritu navideño. Lo que sí sabemos es que los criminales suelen utilizar sus mercaderías ilícitas para adornar los salones.

En 2014, la policía halló más de 20 plantas de marihuana en una propiedad en San Bernardo, Chile, una de las cuales tenía 1,5 metros de alto y estaba rodeada de regalos a manera de un árbol de navidad “camuflado” (aunque sin podar).

De igual manera, la navidad pasada se descubrió que un hombre del estado brasileño de Espírito Santo había mantenido un gran árbol de marihuana adornado con coloridas bolas navideñas. Pero cuando las autoridades hallaron la planta ilícita se la llevaron. Clarín reveló que el hombre había cultivado su pretendido árbol de navidad durante seis meses por lo menos.

Mientras cae la nieve, los actores criminales también han usad árboles navideños para introducir drogas en anticipación al gran día. En diciembre de 2018, justo cuando todo empezaba a verse muy navideño, la policía de Bucaramanga, Colombia incautó cinco kilos de marihuana que llegaron a la terminal de autobuses de la ciudad desde Cali entre árboles de navidad en cajas, como informó El Tiempo.

Una época para regalar

Si bien no viajan en trineos, los narcotraficantes también han usado con frecuencia los aguinaldos para el tráfico de marihuana y cocaína.

Lejos de usar el medio de transporte preferido por Papá Noel, los delincuentes han intentado aprovechar los servicios postales aéreos para hacer algunas entregas ilegales de temporada.

En diciembre de 2018, las autoridades incautaron tres kilos de marihuana cripa que iban hacia Panamá en el aeropuerto El Dorado, de Bogotá, Colombia. Según un comunicado de la Policía, la droga se halló oculta en un triciclo envuelto en papel de regalo, con todo y cinta roja.

Entretanto, año tras año, las autoridades de Ecuador han frustrado las ambiciones de una blanca Navidad para los consumidores de cocaína que esperan sus entregas en Europa y Estados Unidos. En enero de 2019, El Mercurio informó que la policía antinarcóticos de la ciudad de Cuenca decomisó poco menos de 75 gramos de cocaína camuflados entre artesanías navideñas y chocolates, con destino a Estados Unidos. A ese le siguieron otros dos decomisos casi idénticos en empresas de mensajería de Cuenca, en las que se incautaron más de 250 y 170 gramos de cocaína, respectivamente.

VEA TAMBIÉN: Ecuador enfoca su política de seguridad en el microtráfico

Cuatro años antes, las autoridades ecuatorianas en el aeropuerto de Guayaquil impidieron que la blanca nieve llegara a Madrid, cuando confiscaron un paquete decorado con motivos navideños y que tenía como destino la capital española, en el cual había chocolates con cocaína en su interior.

Santa detenido por las autoridades

Algunos actores criminales han sido más malos que buenos en navidades pasadas, al valerse de la parafernalia de Papá Noel para traficar narcóticos, incluso vestidos como el proverbial anciano.

El mes pasado, en el aeropuerto de Culiacán, las autoridades mexicanas decomisaron 1.330 píldoras de fentanilo y más de 300 gramos de lo que parecían metanfetaminas después de un vano intento de ocultar las sustancias dentro de una figura de Papá Noel y un reproductor de DVD.

En otra latitud, en diciembre de 2018, un clan familiar que vendía drogas en sombreros y botas navideños tuvo una triste Navidad, cuando la policía de Buenos Aires desenvolvió las operaciones ilícitas del clan en la ciudad de Rafael Calzada, Argentina. Las autoridades señalaron a los medios que lograron incautar 800 envoltorios de cocaína, algo menos de 1.000 dosis de pasta base de cocaína y otros 280 paquetes de marihuana en la zona, en 17 allanamientos.

Antes de eso, en diciembre de 2016, la policía de Jacksonville, Florida, detuvo a un hombre vestido de Santa por posesión de drogas. Según las autoridades, el impostor de Santa fue visto inicialmente recogiendo algunas cosas de un camión de mudanzas alquilado. Pero cuando corrió para pasar la calle y huir de la policía, el sospechoso se enredó en sus pantalones y fue arrestado. Dentro del vehículo sospechoso, las autoridades no hallaron regalos, sino marihuana, éxtasis y balanzas.

Edición especial de Navidad

Los traficantes también han aprovechado las festividades usando símbolos navideños para engalanar sus paquetes de drogas.

El mes pasado, tres ecuatorianos fueron detenidos frente a la costa de Puntarenas, Costa Rica, cuando intentaban transportar más de 420 kilos de cocaína envueltos en cajas navideñas adornadas con imágenes de “campanas de Navidad”, según informó EFE.

VEA TAMBIÉN: Por qué los narcotraficantes usan a políticos y celebridades para acuñar drogas

Otros han recurrido a la tradición de las tarjetas navideñas.

En diciembre de 2016, las autoridades peruanas incautaron más de 500 gramos de cocaína envueltos entre dulces y tarjetas de navidad, al parecer con destino a Hong Kong.

Sin embargo, mucho antes de eso, los narcotraficantes ya hacían listas de compradores de sus tarjetas de Navidad. En 2009, La Estrella de Panamá informó que las autoridades del pueblo de Calidonia y el distrito de San Miguelito habían desarticulado una pandilla dedicada a hacer envíos internacionales de cocaína usando las tarjetas festivas.

El último villancico es de las autoridades

Con frecuencia, las autoridades han sido quienes cantan el último villancico con la realización de operativos antinarcóticos con llamativos títulos en la época más brillante del año.

A finales de noviembre de este año, las autoridades de Chile lanzaron la “Operación Santa Claus”, una serie de operativos contra microtraficantes en la ciudad de La Serena. La policía halló pasta base de cocaína convenientemente oculta dentro de un sombrero de Papá Noel en uno de los operativos.

Con los años, la policía en Argentina ha sido especialmente creativa al poner nombres a las intervenciones de la temporada, diseñadas para privar a los narcos de otra noche de paz en sus actividades ilícitas.

En diciembre de 2018, la policía de Buenos Aires llevó a cabo el “Operativo Botas de Noel” para detener a un clan familiar que vendía drogas en Rafael Calzada. Cuatro años antes, las autoridades argentinas lanzaron la “Operación Blanca Navidad”, que arrancó con la captura de tres personas la víspera de Navidad, entre ellas un hombre a quien se le hallaron 280 ladrillos de cocaína en un taxi.

Y para terminar, se sabe que las autoridades peruanas se visten de Papá Noel cuando salen a impedir que los narcotraficantes se hagan su Navidad con el expendio y el tráfico de drogas. Justo este mes, la policía peruana de Lima detuvo a un hombre que presuntamente vendía marihuana y pasta base de cocaína, cuando un par de agentes irrumpieron por la puerta del sujeto vestidos de Santa y un elfo.

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn