Estados Unidos imputa a altos funcionarios de Venezuela: Informes

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn

El Departamento de Justicia de los Estados Unidos levantará cargos formales a varios altos funcionarios del gobierno venezolano, incluyendo al Comandante de la Guardia Nacional Bolivariana y exzar antidrogas, por crímenes relacionados con tráfico de estupefacientes, según informes de Reuters y el New York Times.

Citando a “personas cercanas con el caso”, Reuters afirmó que no era claro qué había exactamente en la acusación contra el Comandante de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) Néstor Reverol, la cual será entablada en una Corte Federal de Brooklyn en los próximos días, excepto que tenía que ver con narcotráfico. Ni los funcionarios de Estados Unidos y ni los de la Guardia Nacional venezolana comentaron al respecto.

El New York Times, citando a “una persona cercana al caso”, dijo que otro oficial, Edilberto Molina, sería mencionado en la misma acusación. Molina, también fue un alto funcionario en las operaciones antidrogas del gobierno, dijo señaló el medio noticioso.

“Reverol estuvo más de una década en la nómina de las organizaciones criminales que supuestamente perseguía”, escribió el Times citando la misma fuente.

Análisis de InSight Crime

Esta es la última acusación que recae sobre altos funcionarios venezolanos por acusaciones de narcotráfico. Este hecho, sin duda, está relacionado con el aumento en el número de sospechosos y cooperadores que el Sistema de Justicia de Estados Unidos tiene bajo su alcance.

Estados Unidos ha recibido o capturado a varios altos militares y funcionarios venezolanos. Algunos de ellos se han “volteado”, y están entregando información a fiscales estadounidenses que toca a la misma puerta del presidente venezolano Nicolás Maduro y posiblemente también del segundo hombre más poderoso en este país, Diosdado Cabello, presidente de la Asamblea Nacional.

El mes pasado, sobrinos de la primera dama Cilia Flores fueron arrestados al llegar a Haití. El avión era piloteado por militares.

Entre más funcionarios de alto nivel enfrenten acusaciones, cargos formales y posibles extradiciones, más difícil ser que los elementos poderosos del régimen de Maduro traten de luchar por mantenerse en el poder, especialmente ahora que la oposición asume el control de la Asamblea Nacional después de las elecciones de este mes.

Las elecciones, y las acusaciones de Estados Unidos van a asegurar una batalla política implacable entre los agentes del poder en Venezuela durante 2016.

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn