Estados Unidos intercepta enorme cargamento de cocaína frente a aguas marítimas de El Salvador

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn

Una operación antidroga realizada por Estados Unidos permitió interceptar una embarcación semisumergible a cientos de kilómetros de la costa de El Salvador e incautar 8 toneladas de cocaína por un valor de cientos de millones de dólares. La incautación es un notable logro de los esfuerzos estadounidenses por detener el narcotráfico en el istmo centroamericano.

Según un comunicado oficial, la marina, la guardia costera y la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos participaron conjuntamente en la operación que tuvo lugar el 18 de julio. La interceptación se produjo en aguas internacionales a cientos de kilómetros de la costa Pacífica de El Salvador, después de que una patrulla aérea estadounidense identificara la nave semisumergible.

El punto de origen de la nave y su lugar de destino se desconocen hasta el momento. Sin embargo, se sospecha que el destino final de la embarcación era Estados Unidos. Cuatro hombres fueron capturados a bordo, pero las autoridades no han divulgado sus nacionalidades.

El patrullaje se estaba realizando como parte de la Operación Martillo, dirigida por Estados Unidos , un esfuerzo internacional puesto en marcha en 2012 para interrumpir las rutas del narcotráfico a lo largo del istmo centroamericano. Esta operación ha sido exitosa en su labor de interceptar cargamentos marítimos de drogas antes de que lleguen a costas estadounidenses o incluso a Centroamérica, donde los cargamentos son usualmente fraccionados para ser llevados hacia el norte.

Análisis de InSight Crime

Esta reciente incautación destaca la importancia del permanente apoyo técnico y operativo de Estados Unidos con el fin de frenar el tráfico de drogas en Centroamérica. Si bien las autoridades de El Salvador han intentado responder al aumento del uso de rutas de tráfico marítimas, limitaciones técnicas y operacionales les dificultan interceptar cargamentos que viajan a más de 20 millas de la costa. La mayor parte de las rutas del narcotráfico marítimo en el Pacífico Oriental pasan a 200 o 400 millas de la costa.

Aunque el lugar de origen de la nave capturada no se conoce todavía, en su mayor parte la Operación Martillo fue diseñada para interceptar el tráfico de drogas que se origina en la costa Pacífica colombiana. La marina de Colombia ha estado adelantando una ardua lucha para detener el uso de sofisticados buques sumergibles por parte de narcotraficantes que tratan de impedir ser detectados. Estados Unidos ha estado siguiendo e interceptando narcosubmarinos en el Caribe y el Pacífico desde mediados de la década pasada.

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn