Estados Unidos solicita extradición de élite política y económica de Honduras

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn

La Cancillería de Honduras ha confirmado que el gobierno de Estados Unidos solicitó la extradición de Jaime Rosenthal, un paso adelante en la investigación por lavado de dinero que se realiza en Estados Unidos a una de las familias más pudientes y con mayor influencia política del país.

El canciller Arturo Corrales dijo a La Prensa que su ministerio recibió la solicitud de extradición el 24 de diciembre y señaló que presentará la petición ante la Corte Suprema de Justicia el 4 de enero. En octubre pasado, Rosenthal, exvicepresidente de Honduras y miembro importante del Partido Liberal, así como director del conglomerado económico Grupo Continental, fue acusado por Estados Unidos, junto con su hijo Yani, su sobrino, Yankel y un abogado de la familia, por lavado de dinero proveniente del narcotráfico y de intereses corruptos.

Las autoridades estadounidenses arrestaron a Yankel el 6 de octubre, un día antes de que se abriera la imputación. Según informes, Yani se habría entregado un mes más tarde.

Según EFE, Marlon Duarte, el abogado defensor de Rosenthal, respondió al reciente anuncio con la declaración de que su cliente debe enfrentar los cargos penales que hay en su contra en Honduras antes de que pueda ser extraditado. A finales de noviembre de 2015, un tribunal hondureño ordenó que Rosenthal fuera puesto bajo arresto domiciliario por sospecha de fraude fiscal.

Análisis de InSight Crime

La solicitud de extradición es una señal clara de Estados Unidos de sus planes de seguir con este caso, pese al perjuicio económico y las sensibilidades políticas que toca. La acusación formal, junto con la designación del Departamento del Tesoro de Estados Unidos del conglomerado Rosenthal en su lista de capos (kingpin list), ya causó el cierre del banco de la familia y ha puesto en riesgo cerca de 11.000 empleos vinculados a las empresas de los Rosenthal.

La presunta entrega de su hijo Yani, un peso pesado político por derecho propio, a las autoridades estadounidenses, fue vista como un posible intento de proporcionar protección legal a Jaime. De ser esta la idea de Yani, parece que sus acciones no fueron suficientes para proteger a su padre.

VEA TAMBIÉN: Cobertura sobre élites y crimen organizado

Sin embargo, no es claro cuánto demorarán las autoridades hondureñas en entregar al patriarca, si es que lo hacen. Como señaló acertadamente el abogado defensor de Rosenthal, el magnate primero deberá resolver los cargos pendientes en su contra en Honduras antes de que el tema de su extradición pueda ser resuelto. Para complicar más el problema está el futuro incierto de la Corte Suprema de Justicia de Honduras, la encargada de autorizar las solicitudes de extradición. El país se encuentra en el proceso de nombrar a los nuevos jueces de la Corte Suprema, y la forma como ésta se constituya podría afectar el futuro de Rosenthal.

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn

4 Comentarios

Comments are closed.