¿Los estudiantes desaparecidos en México fueron incinerados en un crematorio del ejército?

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn

Investigadores mexicanos han lanzado la hipótesis de que los cuerpos de los estudiantes desaparecidos en Iguala pudieron haber sido incinerados en un crematorio del ejército, lo cual arroja más dudas sobre la versión oficial de un ataque, que ha provocado protestas en todo el país.

En una conferencia de prensa en diciembre, el investigador universitario Jorge Antonio Montemayor Aldrete afirmó que la versión oficial de los ataques —según la cual los cuerpos de los estudiantes fueron quemados en una hoguera en un vertedero de basura— “no es compatible con los hechos físicos, químicos o biológicos” y que las pruebas del caso indican que los cuerpos fueron calcinados “a una alta temperatura en un crematorio moderno”. Montemayor también argumentó que una fogata capaz de quemar 43 cuerpos habría requerido 33 toneladas de madera y no hubiera cabido en el vertedero de basura, señaló EFE.

La Jornada informó que, a raíz de una investigación periodística que involucró a policías federales y a militares en la desaparición de los estudiantes, Montemayor y otro investigador universitario suponen que los cuerpos fueron incinerados en un crematorio del ejército. Para corroborar su hipótesis, han solicitado información sobre los hornos crematorios del ejército —incluyendo registros de los hornos y recibos de gas—. Por otro lado, otros diez policías municipales han sido arrestados en conexión con el caso, lo que ha elevado el número total de arrestos a unos 90.

Aunque el Procurador General de México ha identificado al alcalde de Iguala y a su esposa como los autores intelectuales del crimen, ninguno de los dos ha sido acusado de la desaparición de los estudiantes. La esposa del alcalde, María de los Ángeles Pineda, fue trasladada a una prisión federal el 5 de enero, después de ser formalmente acusada de narcotráfico y lavado de dinero, según informó Associated Press.

Análisis de InSight Crime

La teoría de Montemayor y Ugalde hace parte de un creciente cuerpo de información que debilita la versión oficial de los ataques. A mediados de diciembre, una investigación periodística basada en videos, documentos oficiales y declaraciones de testigos señaló que la policía federal participó en los ataques con la complicidad o colaboración del ejército. La investigación también reveló evidencias de que la declaración de los testigos que sostienen la versión oficial de los acontecimientos pudo haber sido obtenida mediante tortura.

La reciente teoría también podría explicar por qué solo los restos de un estudiante han sido identificados hasta ahora. Si los cuerpos de los estudiantes realmente fueron quemados en un basurero, podría haber más evidencia forense en el sitio o cerca de él, como lo ha señalado Montemayor.

VEA TAMBIÉN: Noticias y perfiles de México

Esta no sería la primera vez que delincuentes latinoamericanos utilizan hornos crematorios para deshacerse de sus víctimas. Una facción del grupo paramilitar Autodefensas Unidas de Colombia, conocida como el Bloque Catatumbo, construyó y usó hornos crematorios para destruir la evidencia de sus homicidios en los primeros años del siglo XXI.

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn