Las ex-FARC mafia cambian de nombre, no de actividades al sur de Colombia

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn

Los reportes recientes de un grupo que se autodenomina Comandos de la Frontera en el departamento de Putumayo, ubicado en la frontera entre Colombia y Ecuador han generado alerta. Sin embargo, todo apunta a que sería un cambio de nombre por parte del grupo conocido en la zona como La Mafia.

En agosto de este año, las autoridades ecuatorianas desmantelaron un campamento de las ex-FARC en El Carmen, provincia de Sucumbíos, cerca de la frontera con Colombia. Dentro del material incautado se encontraron panfletos pertenecientes a un grupo denominado “Comandos de la Frontera” (CDF).

Días más tarde, la Comisión Intereclesial de Justicia y Paz denunció el asesinato de dos personas por este grupo en Puerto Asís, del lado colombiano.

Sin embargo, el grupo Comandos de la Frontera no parece ser un nuevo actor criminal que intenta hacer su entrada en el departamento de Putumayo. De acuerdo con la Comisión Intereclesial, no sería más que un intento del grupo conocido como La Mafia o La Mafia Sinaloa por cambiar su nombre.

VEA TAMBIÉN: Noticias y perfil de Colombia

“Su cambio de nombre obedecería a un intento por cambiar la imagen y desligarse de los asesinatos, entre ellos, el del líder social Marco Rivadeneira”, dijo en una entrevista la Comisión a Colombia 2020

A pesar de sus diversos nombres, los CDF están integrados por elementos del Frente 48 de las ex – FARC mafia y un grupo criminal conocido como La Constru y que InSight Crime reportó desde el 2019. Las ex – FARC mafia son una serie de estructuras criminales integradas por exguerrilleros que se negaron a deponer las armas o abandonaron el proceso de paz que llevó a la desmovilización de las extintas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia en 2016.

Análisis de InSight Crime

Los CDF o La Mafia como se le conoce comunmente es uno de varios grupos que ha intentado apoderar del tráfico de drogas en la frontera entre Colombia y Ecuador después de la desmovilización de las FARC.

Esta zona es estratégica en términos de cultivos ilícitos y rutas de narcotráfico. Putumayo es el tercer departamento con más cultivos de coca en el país, y el río San Miguel funciona como una autopista para el traslado de cocaína hacia Ecuador.

Con la salida de las FARC en el 2016, la economía del narcotráfico se derrumbó. Fuentes en terreno le dijeron a InSight Crime que, en su punto más bajo, el precio del kilo de pasta base de cocaína llegó a 1.3 millones de pesos (USD $350). Hoy en día, su precio se acerca a los 2.4 millones (USD $647).

VEA TAMBIÉN: Resurgimiento de coca en Putumayo muestra estrategia fallida en Colombia

Para reactivar el narcotráfico en la zona La Constru puso sus contactos internacionales y reactivó las redes logísticas de las extintas FARC a ambos lados de la frontera para mover los cargamentos de cocaína.

Por su parte, los ex – FARC mafia del Frente 48 – que, si bien no son un grupo unificado, pero trabajan con La Constru- se encargaron de la seguridad de los cultivos y cristalizaderos.

Esta alianza logró imponerse en varios municipios colombianos del bajo Putumayo como San Miguel y Valle del Guamuéz, fronterizos con la región de Sucumbíos, en Ecuador.

La Mafia, ahora Comandos de la Frontera, ha sido señalada por el asesinato de varios líderes sociales, además de varias acciones de intimidación y control sobre la población, entre ellas el reclutamiento de menores.

Fuentes en terreno en la frontera en Colombia y Ecuador que hablaron con InSight Crime en 2019 afirmaron que la alianza entre estos dos grupos controla la venta de pasta base en los municipios donde hacen presencia.

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn