Expresidente de El Salvador arrestado por cargos de corrupción

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn

El expresidente de El Salvador, Elías Antonio Saca, y varios miembros de su administración fueron arrestados por cargos relacionados con corrupción, otro indicio de que la rendición de cuentas podría estar finalmente alcanzando a las élites políticas del país.

La policía arrestó a Saca y a dos funcionarios de su administración (2004-2009) el 30 de octubre, en la boda de un hijo de Saca, informó La Prensa Gráfica. También fueron arrestados otros tres sospechosos, los cuales trabajan actualmente en la casa presidencial. El exsecretario del presidente, Élmer Charlaix, se entregó a las autoridades horas después.

La Fiscalía General de El Salvador anunció por medio de Twitter que Saca, Charlaix y otros dos sospechosos son acusados de delitos de peculado, asociación ilícita y lavado de dinero.

Saca ya estaba siendo investigado por una corte civil por enriquecimiento ilícito. La corte descubrió recientemente que Saca recibió casi US$16 millones de una cuenta del gobierno y que esos fondos fueron luego depositados en las cuentas privadas de Charlaix.

En las últimas semanas, Charlaix ha dicho que esos fondos, así como otros US$3 millones que están bajo investigación, terminaron en una “cuenta secreta”, informó El Faro. La “cuenta secreta” ha sido tema de conversación entre políticos por años, pero no está definida explícitamente en el presupuesto nacional, según El Faro.

Todos los sospechosos están actualmente bajo custodia de la División Antinarcóticos de la Policía Nacional Civil.

Análisis de InSight Crime

En los últimos meses, las autoridades de El Salvador han revelado aparentes casos de corrupción de alto nivel que existen desde hace décadas y trascienden la afiliación política. Esto sugiere una desviación cíclica y tal vez hasta sistemática de millones de dólares de un gobierno que actualmente se enfrenta a una crisis política y que podría ser forzado a incumplir su deuda.

Los dos predecesores de Saca, Francisco Flores y su sucesor Mauricio Funes, han estado bajo escrutinio por presunto enriquecimiento ilícito mientras estaban en el cargo. Saca y Flores pertenecen al partido de derecha ARENA, mientras que Funes representaba al partido de izquierda FMLN, el cual sigue en el poder.

Además, el exfiscal general del país, Luis Martínez, fue arrestado en agosto por presuntamente haber usado su posición para obstruir las investigaciones sobre un importante empresario.

VEA TAMBIÉN: Noticias y perfiles de El Salvador

Que El Salvador esté investigando y levantando cargos contra figuras tan poderosas sugiere que el país está progresando en términos de asegurar que el mal comportamiento de los funcionarios no quede impune. Sin embargo, que estos casos sean procesados de manera exitosa es otro tema. Flores murió en enero de 2016 antes de que su investigación llegara a la corte, mientras que a Funes se le concedió asilo en Nicaragua. Martínez, quien había estado detenido por cargos de un caso no relacionado, fue liberado en septiembre

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn