Farmacéuticas belgas vinculadas al comercio de metanfetaminas de México

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn

Los fiscales belgas están buscando enjuiciar a siete ejecutivos farmacéuticos por el suministro de precursores químicos a un importante narcotraficante mexicano, lo cual es extraño dado que la fuente que tradicionalmente ha abastecido el comercio de metanfetaminas de México se encuentra en Asia.

Las empresas en cuestión supuestamente le vendieron alrededor de cuatro toneladas de efedrina al mexicano Ezio Figueroa Vásquez entre 2006 y 2011, una cantidad suficiente para producir 66 millones de cápsulas de metanfetamina estimadas en unos US$370 millones, según AFP.

En 2012, el Departamento del Tesoro de Estados Unidos incluyó a Vásquez en la lista de narcotraficantes internacionales, en virtud de su Ley para la Designación de Cabecillas de Narcotráfico en el Extranjero (“Kingping Act”). El Departamento del Tesoro describió a Vásquez como el líder de “una organización internacional de tráfico de precursores químicos responsable de la desviación y la importación de múltiples toneladas de pseudoefedrina y efedrina de Europa y África subsahariana a México”. Vásquez luego vendía los productos químicos a las organizaciones narcotraficantes mexicanas, que los utilizaban para elaborar metanfetamina.

De acuerdo con el diario El Proceso, la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA por sus iniciales en inglés) vinculó a  Vásquez directamente con el líder del Cartel de Sinaloa, Joaquín “El Chapo” Guzmán, ahora tras las rejas. Las autoridades mexicanas detuvieron a Vásquez en 2011.

Las identidades de las empresas y los ejecutivos implicados no fueron confirmadas por las autoridades belgas. Sin embargo, el grupo farmacéutico belga Sterop admitió que era parte del caso, pero afirmó que había sido engañado por los intermediarios y que no había cometido ningún crimen.

Un tribunal belga decidirá el 5 de abril si el caso debe ir a juicio.

Análisis de Insight Crime

Este caso llama la atención por el lugar de procedencia de los precursores químicos. Los precursores como la efedrina son esenciales para la producción de metanfetamina, pero se han vuelto cada vez más difíciles de conseguir, ya que los gobiernos de la región han endurecido las restricciones legales sobre su venta y distribución.

VEA TAMBIÉN: Noticias y perfiles de México

Debido a sus laxas regulaciones, China se ha convertido en una fuente importante de precursores químicos para las organizaciones narcotraficantes mexicanas, y las autoridades han interceptado varios cargamentos de toneladas de precursores chinos en los puertos del Pacífico mexicano. En 2014, las autoridades mexicanas condenaron a 25 años de prisión a un traficante de metanfetaminas de nacionalidad mexicana  y china, quien ayudó a mantener las conexiones del Cartel de Sinaloa en Asia.

En los últimos años, la falta de supervisión de la industria farmacéutica de Argentina ha convertido al país suramericano en otra fuente importante de precursores para los grupos mexicanos.

Hasta ahora ha habido poca evidencia sobre los países europeos que suministran directamente precursores químicos a las organizaciones narcotraficantes mexicanas. Si bien es cierto que el caso que involucra a las compañías farmacéuticas belgas es preocupante, es poco probable que sea parte de una tendencia general, ya que la Unión Europea tiene claras regulaciones para controlar el comercio de precursores químicos.

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn