FBI desmantela el grupo narcotraficante ‘más poderoso’ del Caribe

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn

El FBI ha desmantelado un importante grupo de narcotraficantes en Puerto Rico, que supuestamente movió al menos nueve toneladas de cocaína hacia Estados Unidos durante un período de cinco años, resaltando el atractivo de la ubicación del territorio estadounidense no incorporado como un punto de trasbordo para los cargamentos de drogas.

El Buró Federal de Investigaciones (FBI por sus inciales en inglés) arrestó a 27 presuntos miembros del grupo, 18 en Puerto Rico y otros en los estados de Texas, Florida y California. Se cree que la red obtuvo ganancias de más de US$100 millones entre 2005 y 2010. José Figueroa Agosto, conocido como “el Pablo Escobar del Caribe” quien actualmente cumple una condena, previamente lideró el grupo, informó la Associated Press.

“Se trata de una de las más poderosas, si no la más poderosa, organizaciones en Puerto Rico y, probablemente, el Caribe en los últimos 20 años”, dijo Carlos Cases, agente especial del FBI.

Supuestamente, el grupo envió al menos US$8 millones en dinero en efectivo de vuelta a República Dominicana en un yate privado, y utilizó el dinero producto del narcotráfico para comprar vehículos y empresas. Edgar Collazo Rivera -un influyente hombre de negocios en Puerto Rico y el propietario de la embarcación- está acusado de lavado de dinero.

Análisis de InSight Crime

Según funcionarios estadounidenses, Puerto Rico es un punto de tránsito cada vez más común para las drogas con destino a Estados Unidos, las cuales a menudo son enviadas a las pequeñas islas del Caribe antes de su llegada al territorio estadounidense. Las drogas también llegan a Puerto Rico a través de lanchas rápidas desde República Dominicana, que también se ha convertido en un importante centro de transbordo de cocaína traficada desde Suramérica, tanto por mar como por aire.

La conexión entre Puerto Rico y República Dominicana está bien establecida. Dos grandes narcotraficantes puertorriqueños arrestados en 2011, presuntamente traficaron cocaína hacia Puerto Rico a través de República Dominicana. Figueroa, exlíder condenado del grupo mencionado anteriormente, ha sido acusado de operar bajo la protección de los corruptos funcionarios de República Dominicana.

Mientras que el caso resalta la importancia de Puerto Rico como punto de trasbordo de drogas, también plantea la cuestión de por qué la isla no es más popular entre los narcotraficantes y por qué las drogas pasan primero a través de República Dominicana, ya que el estatus de la isla como un territorio estadounidense y su proximidad geográfica tanto a Suramérica como a Estados Unidos continental la convierten en un punto de partida ideal.

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn