Fiscales generales de Centroamérica y Estados Unidos se reúnen

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+

Los fiscales generales de siete países centroamericanos se reunieron recientemente con la fiscal general de Estados Unidos para discutir sobre narcotráfico, crimen organizado y la creciente violencia en la región, lo cual ha puesto de relieve la seriedad con la que Estados Unidos está considerando los problemas de seguridad en la región.

La fiscal general de Estados Unidos, Loretta Lynch, se reunió a puerta cerrada con sus homólogos centroamericanos en Washington el 5 de agosto, con el fin de abordar la alarmante situación de seguridad en la región. La agenda incluyó temas relacionados con violencia de pandillas, tráfico de drogas, lavado de activos y crimen organizado. La cumbre contó con la participación de los fiscales generales de Belice, Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua y Panamá.

Esta sería la primera ocasión en la que los fiscales generales de estos siete países se reúnen de manera conjunta con agentes estadounidenses, incluyendo varios funcionarios de alto rango de la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA por sus iniciales en inglés) y de los departamentos de Justicia, Estado y Tesoro.

La reunión se presenta en medio de una creciente violencia en la región, en especial en El Salvador, país que enfrentó recientemente un desgastante paro de transporte que fue impuesto por las pandillas, y donde la violencia ha aumentado hasta alcanzar niveles nunca antes vistos. Recientemente se informó que el número de policías asesinados en lo corrido de 2015 ya superó el total de 2014. Según los informes, durante la reunión el fiscal general salvadoreño, Luis Martínez, solicitó a Estados Unidos ayuda adicional, e incluso habría señalado que el crimen en El Salvador ha sobrepasado la capacidad de la institución él preside

Análisis de InSight Crime

Si bien cumbres anteriores sobre problemas relacionados con el crimen organizado y la seguridad en Centroamérica han incluido con frecuencia intercambios diplomáticos, esta sería la primera vez que los principales agentes del orden de la región se reúnen para colaborar de manera directa. El cambio es una buena señal de que todas las partes involucradas estarían actuando con la urgencia que se requiere.

Los diálogos tomaron lugar en medio de las crecientes preocupaciones en Washington sobre la situación de seguridad en Centroamérica. En junio, el Departamento de Estado de Estados Unidos mantuvo diálogos sobre delicados aspectos de seguridad, con el fin de abordar las preocupaciones sobre la situación de violencia y seguridad en los países del Triángulo Norte: El Salvador, Guatemala y Honduras.

En la reunión participaron delegaciones de México y Colombia para compartir lecciones aprendidas en la lucha contra la violencia de las drogas y las sofisticadas redes de narcotráfico en sus países. En enero, la administración de Obama propuso un paquete de ayuda por un valor de mil millones de dólares para el Triángulo Norte, con el fin de mejorar el crecimiento económico y detener la violencia y el flujo de niños migrantes que buscan refugio en Estados Unidos. El paquete de ayuda aún está siendo revisado por los congresistas estadounidenses.

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+