Guatemala apunta a red de corrupción en salud

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn

Las autoridades de Guatemala arrestaron a 11 personas acusadas de trabajar en una red de corrupción en el organismo nacional de seguridad social, como parte de la campaña de los fiscales por desmontar una red criminal de la cual se dice que robó millones de dólares y causó la muerte de pacientes por falta de atención médica.

La Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) y el Ministerio Público anunciaron las detenciones el 27 de octubre. En el ojo del huracán está el Instituto Guatemalteco de Seguridad Social, conocido como IGSS. Según la CICIG y la Fiscal General, las empresas farmacéuticas negociaban lucrativos contratos con sus contactos en el IGSS, como hacer que el IGSS comprara a granel cierto tipo de antibiótico. A cambio de emitir los multimillonarios contratos en dólares, los funcionarios del IGSS presuntamente recibieron comisiones financieras ilícitas.

Durante la conferencia de prensa, la Fiscal General Thelma Aldana señaló que la investigación aún no ha establecido a cuánto asciende el dinero malversado por el IGSS con esta estratagema. “Lo que sabemos es que se dio a diario entre noviembre de 2014 y abril de 2015”, declaró, según ElPeriodico.

Uno de los principales líderes de la red de corrupción es presuntamente Gustavo Alejos, exsecretario del expresidente Álvaro Colom. Alejos está vinculado a tres compañías farmacéuticas que suministraban medicamentes al IGSS. Él permanece fugitivo, aunque otros once sospechosos, incluyendo proveedores farmacéuticos, funcionarios del IGSS y directores de hospitales, están bajo custodia, acusados de asociación ilícita, enriquecimiento ilícito y tráfico de influencias.

El 28 de octubre en el juzgado, los fiscales reprodujeron varias docenas de grabaciones de conversaciones telefónicas entre los sospechosos. En una grabación, un director de una firma farmacéutica dijo a un funcionario del IGSS, “¿Quién no quiere ganar, si la salud es un negocio?”

Otras grabaciones telefónicas hacían referencia a “JD”, quien, según el Ministerio Público, podía referirse a Juan de Dios Rodríguez, exdirector del IGSS. Rodríguez fue arrestado en mayo de 2015, bajo la acusación de aprobar un jugoso contrato con una firma farmacéutica y por embolsillarse una comisión. La farmacéutica suministró al IGSS drogas genéricas que no contribuyeron al tratamiento prescrito para falla renal, lo cual causó la muerte de por lo menos 11 personas.

Análisis de InSight Crime

Esta nueva investigación viene como prueba adicional de que la CICIG —creada en Guatemala con respaldo de las Naciones Unidas en 2006— ha hecho avances importantes en la capacitación de fiscales para construir casos sólidos. Muchas de las investigaciones de la CICIG este año, incluyendo la que derrocó al presidente Otto Pérez Molina, se ha valido más de evidencia más técnica, como las grabaciones telefónicas, en lugar de depender del testimonio de testigos.

VEA TAMBIÉN: Noticias y perfiles de Guatemala

Sin embargo, como sucedió con el actual caso contra Pérez Molina y su exvicepresidenta, falta ver si estas investigaciones concluirán en condenas que los juzgados no reviertan después.

Dando un paso adelante, la CICIG y el Ministerio Público harían bien en seguir dando prioridad a las pesquisas de irregularidades en el IGSS. Con un presupuesto de varios millones de dólares, es uno de los organismos más grandes de Guatemala, y como lo informó InSight Crime, es reconocida por otorgar lucrativos contratos como una forma de manipular el poder político. Ha habido investigaciones previas sobre corrupción en el IGSS, que en parte pueden deberse a la influencia del organismo sobre los nombramientos en las cortes del país.

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn