Guatemala captura al hermano del ‘Rey de la Heroína’

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn

Las autoridades guatemaltecas capturaron al presunto heredero de uno de los clanes narcotraficantes más prominentes del país, lo cual marca el posible fin de la red y pone su lucrativo territorio al alcance de otras redes.

El 24 de agosto, el Ministerio Público de Guatemala anunció la captura de Rony Alexander Ortiz López, alias “El R”, y de tres de sus guardaespaldas en el departamento de San Marcos. Ortiz López está acusado de cometer fraude y de tentativa de homicidio. (Vea el video abajo).

Anuncio de la captura de Rony Alexander Ortiz López, alias “El R”

Se cree que Rony Ortiz tomó el control de las actividades de narcotráfico de su hermano Juan Alberto Ortiz López, alias “Chamalé” —también conocido como el “Rey de la heroína” guatemalteco—, quien fue extraditado a Estados Unidos en 2014. Antes de su arresto en 2011, la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA por sus iniciales en inglés) consideraba que Chamalé era el principal narcotraficante guatemalteco, siendo un contacto clave entre la organización mexicana Cartel de Sinaloa, y transportando drogas a lo largo de Centroamérica en pequeños barcos pesqueros, y posiblemente semisumergibles.

Ubicado junto a la frontera mexicana, San Marcos —la base de operaciones del clan Ortiz López— es un importante punto de desembarque para la cocaína suramericana, además de ser una de las mayores zonas de producción de heroína.

Análisis de InSight Crime

El arresto de Rony Ortiz puede ser el último capítulo del clan narcotraficante de los Ortiz López. Bajo la dirección de Chamalé, el clan acumuló riqueza y poder, y llamó la atención de las autoridades locales e internacionales. Sin embargo, tras el arresto de Chamale,la organización parece haber perdido territorio e influencia bajo el liderazgo de Rony Ortiz. Con su captura, sus rivales podrían buscar tomar el control del valioso territorio de San Marcos.

Pero a un nivel más general, la captura de Rony Ortiz puede ser interpretada como la muerte estruendosa de una generación de traficantes guatemaltecos. Como resultado del auge y la caída de la violencia protagonizada por Los Zetas, y de los contundentes golpes realizados por la exfiscal general Claudia Paz y Paz en contra del crimen organizado, varios de los capos de la vieja guardia de Guatemala están muertos o en prisión.

VEA TAMBIÉN: Los Zetas en Guatemala

El pasado mes de julio, Guatemala extraditó a Estados Unidos al brutal narcotraficante Jairo Orellana, alias “El Pelón”. Con esta decisión, el otrora aliado de Los Zetas se une a la larga lista de grupos criminales en decadencia, entre los que se encuentran el clan Mendoza, los Lorenzanas y los Leones. No obstante, dado que hay importantes clientes internacionales que buscan comprar más drogas, como el Cartel de Sinaloa, sólo es cuestión de tiempo para que nuevas organizaciones criminales llenen el vacío que dejan estos grupos en Guatemala.

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn