En Guerrero, violencia y nuevas fosas comunes empañan las elecciones

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn

Las autoridades de México encontraron decenas de fosas comunes y cientos de cuerpos cerca de la ciudad de Iguala desde septiembre, cuando 43 estudiantes desaparecieron de un pueblo cercano; además, en un municipio la actividad criminal llevó a una revuelta menor, justo cuando se aproximan las elecciones municipales.

La Procuraduría General de la República (PGR) identificó 50 fosas comunes y 85 cuerpos en las colinas de Iguala, ciudad del estado de Guerrero, entre octubre de 2014 y abril de 2015, informó El Universal.

Las búsquedas en los alrededores de Iguala comenzaron después de la desaparición de 43 estudiantes universitarios en septiembre pasado. Otro periódico mexicano, El Financiero, informó que en la zona se han encontrado 170 tumbas clandestinas y por lo menos 286 cuerpos desde septiembre.

El gobierno todavía no se ha pronunciado formalmente sobre los últimos cuerpos encontrados, pero, según El Universal, el mayor hallazgo fue el de 11 tumbas, de las cuales fueron exhumados 39 cuerpos.

Otros cuerpos fueron hallados por un grupo de autodefensa conocido como la Unión de Pueblos Organizados del Estado de Guerrero (UPOEG), que se movilizó luego de la masacre con el fin de encontrar a los estudiantes desaparecidos.

Análisis de InSight Crime

Aún no se han encontrado los cuerpos de los 43 estudiantes desaparecidos (supuestamente asesinados por el grupo criminal Guerreros Unidos con la presunta connivencia de un alcalde local, su esposa y varios agentes de policía). Y aunque lo que se conoció como la masacre de Iguala atrajo la atención internacional y abundantes protestas públicas, especialmente debido a la profunda supuesta participación del Estado, el hecho de que todavía se estén descubriendo fosas comunes en Guerrero confirma que este tipo de asesinatos no son incidentes aislados.

VEA TAMBIÉN: Noticias y perfiles de México

De hecho, otro pueblo de Guerrero, Chilapa, al parecer se encuentra atrapado en medio de los enfrentamientos entre dos grupos criminales, Los Rojos y Los Ardillos, y ha sufrido un incremento de la violencia en vísperas de las elecciones del 7 de junio. El 1 de mayo fue asesinado un candidato a la alcaldía. Días más tarde, un grupo de 300 ciudadanos armados se tomaron la ciudad, señalando que asumirían las funciones de seguridad pública que le corresponden a la policía municipal.

En Guerrero, la seguridad continúa siendo amenazada por organizaciones criminales fragmentadas, pero aun así poderosas. En el estado existen al menos cuatro grandes grupos criminales y un puñado de grupos de autodefensa activos. Además de ello, allí hay presencia de las fuerzas de seguridad locales, estatales y federales.

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn

2 Comentarios

Comments are closed.