Homicidios en Michoacán: la mayoría son ajenos al crimen organizado

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn

El secretario de gobernación de México afirmó que menos de la mitad de los homicidios dolosos tienen conexión con el crimen organizado, lo que plantea dudas en torno a lo que debe hacerse en medio de la alta inseguridad en la región.

El secretario Miguel Ángel Osorio Chong, en conferencia de prensa en el estado de Michoacán, afirmó que la mayoría de homicidios dolosos en el estado tienen causas ajenas al crimen organizado y requieren una estrategia diferente, informó Milenio. Pidió emprender una “campaña agresiva de valores”.

Las declaraciones se dieron luego de una reunión con el gobernador de Michoacán Silvano Aureoles Conejo en la que se analizó la situación de seguridad en el conflictivo estado. Con tono optimista, Osorio Chong hizo énfasis en la reducción del crimen en general en Michoacán, en particular en lo que respecta al secuestro.

Los funcionarios también discutieron sobre la presencia de fuerzas federales de seguridad en Guerrero, Michoacán y el Estado de México, señaló Excelsior. Osorio Chong anunció que se dispondría de recursos federales en los estados “donde así lo necesitaran”. Añadió que las fuerzas federales se retirarán y reanudarán sus tareas normales cuando las instituciones de seguridad del estado se encuentren suficientemente fortalecidas.

En preparación a una eventual salida de las tropas federales, se dice que los gobernadores de los tres estados acordaron crear una fuerza de seguridad regional que les permita detener la expansión del crimen organizado.

La nota de Excelsior señaló que hay precedencia de dicha cooperación transfronteriza, y cita la formación de una fuerza de seguridad conjunta de los estados de Durango y Coahuila.

Análisis de InSight Crime

Los funcionarios mexicanos que afirman que la mayoría de los homicidios en Michoacán son ajenos al crimen organizado marcan un cambio de discurso. Anteriormente, los funcionarios se habían apresurado a usar el crimen organizado como conveniente explicación para todo uso al hablar de los promotores de la inseguridad.

Según los comentarios de Osorio Chong, la alta violencia que persiste en Michoacán ilustra una situación general de seguridad seriamente degradada, imposible de explicar por las acciones de algún grupo en particular. Sin duda, la región sigue recuperándose de su reciente experiencia turbulenta, que implicó confrontaciones entre controvertidos grupos de autodefensa y organizaciones criminales, en especial los Caballeros Templarios. En 2015, el Índice Global de Paz, publicado por el Instituto para la Economía y la Paz, situó a Michoacán en el cuarto lugar entre los estados más violentos de México.

VEA TAMBIÉN: Dilema de seguridad en México: las milicias michoacanas

Como un avance, sin embargo, la propuesta de creación de una fuerza regional de seguridad puede marcar cierto cambio. Es decir, representa una alternativa al modelo común ahora en México de asistencia federal en seguridad, mediante el cual se envían tropas y recursos federales a pacificar una región y posteriormente a retirarse.

En contraste, una fuerza regional con financiación local puede incentivar a los estados a responsabilizarse de su seguridad, reduciendo la dependencia de la ayuda federal y, es de esperar, llevando a un compromiso más sostenido para alcanzar ganancias de seguridad sostenibles en el tiempo. 

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn