Incautaciones de contrabando en México señalan un problema persistente en los puertos de entrada

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn

Las cifras de incautaciones realizadas por funcionarios aduaneros en los puertos de entrada a México durante la última década son muestra de los lugares por los que el crimen organizado prefiere ingresar y sacar mercancía de contrabando del país, así como de lo importante que es para los carteles controlar estos lugares.

Las estadísticas del Servicio de Administración Tributaria (SAT) —el organismo aduanero de México—, recopiladas por El Universal, muestran que entre 2005 y 2014 se realizaron 18.326 incautaciones en las aduanas de Ciudad Juárez (7.950), Nuevo Laredo (7.109), Manzanillo (2.778) y Lázaro Cárdenas (489); otro punto de ingreso, el Aeropuerto Internacional de Ciudad de México (AICM), registró 3.654 incautaciones de drogas y mercancía de contrabando.

El Universal señala que el Cartel de Sinaloa y el Cartel de Juárez se disputan el control del puerto de Ciudad Juárez; Los Zetas y el Cartel del Golfo el de Nuevo Laredo y sus puestos fronterizos; el Cartel Jalisco Nueva Generación (CJNG) y los Caballeros Templarios los puertos de Lázaro Cárdenas y Manzanillo; y el CJNG controla el AICM.

Según un exfuncionario aduanero entrevistado por El Universal, el AICM es la “joya de la corona” para el crimen organizado porque “por esta aduana entra la mercancía más cara”. El informe señala que desde 2005 en el AICM se ha confiscado mercancía por un valor superior a los US$7 millones.

El exfuncionario agregó que los agentes aduaneros de todo el país se convirtieron en “empleados del crimen organizado” en medio de la lucha de los carteles por el control de todos los puertos de entrada a México.

Análisis de InSight Crime

No es de extrañar que varios puestos fronterizos y puertos de entrada sean de importancia para que el crimen organizado mexicano importe y exporte bienes de contrabando y otras mercancías ilícitas —muchas veces con complicidad de los funcionarios—.

Según el Foro Económico Mundial, en las clasificaciones de 2013-2014 México ocupó el puesto 76 entre 148 economías mundiales en cuanto a la eficiencia de sus procedimientos aduaneros, cuyos principales retos son el robo y la corrupción.

VEA TAMBIÉN: Cobertura sobre el contrabando

Lo sorprendente es cuán difícil ha sido disminuir el comercio ilegal en los puertos. El AICM, por ejemplo, ha sido ampliamente utilizado por el crimen organizado para traficar drogas. En julio de 2012 se presentó un tiroteo entre las fuerzas de seguridad que llevó al descubrimiento de una red de tráfico de drogas dirigida por policías corruptos.

Las drogas no son la única mercancía ilícita traficada por los puestos aduaneros. El AICM (donde, según informó El Universal, sólo se presentaron 135 casos de incautación de cocaína, metanfetamina y marihuana durante la última década) también ha registrado un incremento en el tráfico de armas, y el puerto de Lázaro Cárdenas, en el océano Pacífico, es utilizado para la importación de precursores químicos de China para la producción de drogas, así como para la exportación de hierro de procedencia ilegal.

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn