Informe encuentra carencias en el sistema estatal de contrataciones de Guatemala

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn

Un informe sobre el Sistema de Adquisiciones y Contrataciones del Estado de Guatemala (Guatecompras) ha identificado varios problemas importantes que han disminuido la efectividad de lo que podría ser una poderosa herramienta para combatir la corrupción a través de una mejor transparencia.

Según un informe publicado por la ONG Acción Ciudadana (AC), el portal en línea para información sobre contratos y compras del Estado –Guatecompras- se encuentra sin suficiente personal y con siete años de atraso, informó Prensa Libre. Según el informe, sólo se han completado las fases iniciales de la página de Internet, mientras que las secciones de la página para documentar los contratos abiertos, las compras directas, y la información para monitorear los contratos, entre otras áreas, aún deben ser desarrolladas.

Aún más problemático, según AC, es que las quejas registradas sobre la página no han sido investigadas. Según Guatecompras, las instituciones que más quejas han recibido este año son el Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS) y el Ministerio de Salud, la mayoría por el presunto favoritismo hacia ciertos proveedores, informó elPeríodico.

“Se llega a la conclusión de que no existe ningún interés por la continuidad y mejoramiento de estos sistemas, los cuales se pueden convertir en poderosas herramientas para prevenir y detectar actos de corrupción en el gasto y la inversión pública”, afirmó el analista de AC Marvin Flores, informó Prensa Libre.

Análisis de InSight Crime

De ser mantenido y utilizado apropiadamente, Guatecompras podría impedir la corrupción y proveer a funcionarios, periodistas y otros individuos con un medio efectivo para monitorear los contratos del Estado. Sin embargo, como deja en evidencia el informe de AC, actualmente Guatecompras no cumple su propósito de generar transparencia.

Las fallas de Guatecompras representan un grave problema debido a la enorme cantidad de dinero que está en juego en los contratos estatales, que puede ser fuente no sólo de grandes ganancias, sino también de influencia política para las compañías que los ganan –sin importar si los intereses de los dueños son lícitos o ilícitos. Una de las personas con más influencia en el proceso de selección judicial de Guatemala, por ejemplo, ha hecho parte de su fortuna con contratos estatales por zapatos y botas. Mientras tanto, el clan de los Lorenzana –uno de los principales grupos narcotraficantes antes de la captura del patriarca de la familia en 2011- era dueño de varias compañías de construcción, algunas de las cuales tenían contratos estatales.

VEA TAMBIÉN: Perfil de los Lorenzana

La corrupción en el sector privado es un problema que alcanza los niveles más altos del gobierno de Guatemala. Desde 2012, el presidente Otto Pérez fue accionista de la aerolínea Aerocentro, la cual ganó un contrato del gobierno para transportar funcionarios ese año. Según Southern Pulse, el dueño de Aerocentro –quien también sirvió como piloto de Pérez durante su campaña presidencial en 2007- ha tenido nexos con el Cartel de Sinaloa. ?

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn