Informe sobre laboratorio de cocaína en Honduras arroja dudas sobre la migración de la producción

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn

La policía antinarcóticos en Honduras, señaló que un laboratorio de procesamiento de cocaína descubierto en el oeste del país en febrero, era utilizado para reducir la pureza de la cocaína y no para procesar droga, poniendo en duda los informes anteriores sobre la presencia de laboratorios de procesamiento de cocaína en el país.

Según La Prensa, funcionarios de la Dirección de Lucha contra el Narcotráfico (DLCN) del país, declararon que la instalación era utilizada por grupos locales de crimen organizado, basados en Copán y Santa Bárbara, para diluir cocaína de alta calidad con productos químicos que a menudo imitaban los efectos de la droga, engañando a los usuarios para hacerles creer que era más pura.

“Por ejemplo, de un kilo con un 85% de pureza, los grupos locales sacaban tres kilos”, dijo un investigador a La Prensa.

Según el funcionario, una vez las drogas eran cortadas, se enviaban a Guatemala o a El Salvador.

Las declaraciones se producen menos de dos meses después de que la noticia del descubrimiento de un laboratorio surgiera junto a la revelación de que la policía lo había dejado sin vigilancia, permitiendo la demolición parcial y quema del lugar por parte de agresores desconocidos.

La pregunta también sigue siendo qué sucedió con los precursores químicos y con la maquinaria pesada reportados cuando se descubrieron las instalaciones, entre ellos soda cáustica -un producto químico más comúnmente asociado con el procesamiento de la droga y que no es mencionado en el último informe.

Análisis de InSight Crime

Esta no sería la primera vez que se descubre un laboratorio en Honduras, pero esta revisión pone en duda los informes anteriores sobre los laboratorios de procesamiento de cocaína descubiertos en el país. Los laboratorios son, como se ha señalado previamente, factores de cambio en el sentido de que implican un cambio significativo en quién percibe la mayor parte de las ganancias.

El clorhidrato de cocaína (HCL), la versión procesada de la cocaína, alcanza precios mucho más altos que su precursor, la pasta de coca. Mover los medios de producción desde Colombia hacia el norte por ejemplo, significaría que los hondureños, y probablemente sus socios mexicanos, podrían estar percibiendo una porción mayor de las ganancias mediante la obtención de pasta de coca y su procesamiento en HCL.

Por lo tanto, superficialmente, el cambio hacia el norte tiene poco sentido económico para los grupos colombianos que aún tienen mayor conocimiento sobre cómo procesar y mover cocaína, y que estarían perdiendo dinero en esta operación si simplemente movieran la pasta de coca.

VEA TAMBIÉN: Noticias y perfiles de Honduras

La explicación más probable es que los colombianos conserven el control sobre el procesamiento y hayan establecido un aumento en el precio como si hubieran transportado cocaína y no pasta de coca (la diferencia de precios de la cocaína entre Colombia y Honduras fluctúa, pero puede ser de hasta US$ 8.000 por kilo). Tal acuerdo seguramente no sería fácil de vender a sus homólogos ya que mover la pasta de coca implica riesgos mucho menores.

En resumen, la versión revisada tiene más sentido: el corte de pureza es común en toda la cadena de distribución. Lo que no es común es que los grandes grupos criminales reduzcan voluntariamente su margen de beneficio.

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn