Inseguridad provoca cierre de empresas en Guerrero, México

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn

El temor por la inseguridad en el estado mexicano de Guerrero estaría provocando el cierre o desplazamiento de empresas grandes y pequeñas, una situación que ha puesto de relieve el profundo efecto económico del crimen organizado en la región.

Más de 300 empresas en Guerrero, específicamente en las ciudades más afectadas por la violencia como Chilpancingo e Iguala, se habrían visto obligadas a reubicarse o a cerrar sus operaciones por un tiempo indefinido. Los líderes de las asociaciones empresariales de las dos ciudades indicaron que los cierres y desplazamientos están afectando a diversos negocios, desde las grandes empresas de automóviles como Volvo y Volkswagen hasta joyerías, restaurantes, farmacias y gasolineras de propiedad local.

Coca-Cola FEMSA señaló que su reciente decisión de cerrar una fábrica en Guerrero se debía a las amenazas de seguridad que plantea el crimen organizado en la zona y por las preocupaciones generadas por la inestabilidad política. El secuestro reciente de un ejecutivo de Pepsico-Sabritas que se estaba desplazando por la parte norte del estado es un ejemplo de las amenazas enfrentadas por las grandes empresas que operan en la zona.

Análisis de InSight Crime

Los informes sobre el costo económico de la inseguridad en Guerrero se suman a una letal violencia política que afectó duramente al estado durante el período previo a las elecciones de junio de este año. Sin embargo, desde tiempo atrás ya se venían presentado informes alarmantes sobre el creciente nivel de violencia en Guerrero. Desde la desaparición de los 43 estudiantes en septiembre de 2014 se han descubierto decenas de fosas comunes en el estado y también se ha informado sobre enfrentamientos territoriales cada vez más violentos entre grupos rivales.

VEA TAMBIÉN: Noticias y perfiles de México

Los intentos del gobierno mexicano por mostrar al país como un lugar atractivo para la inversión extranjera han llevado a intensificar los esfuerzos para mejorar la seguridad en importantes regiones productoras de petróleo como Tamaulipas y Veracruz. Sin embargo, queda claro que a pesar de los avances en materia de seguridad que el presidente Peña Nieto ha venido pregonado, el estado de Guerrero sigue siendo la mancha negra en el debate nacional sobre “el nuevo México“.

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn