Investigación sobre la mayor mafia china en Argentina conduce a nuevos arrestos

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn

Un alto funcionario de migración y dos ciudadanos chinos fueron detenidos en Argentina como parte de una investigación sobre la mayor mafia china en el país, lo cual revela los alcances de la actividad del grupo criminal y su penetración en las instituciones del Estado.

Este 30 de noviembre, policías federales arrestaron a Leonardo Javier Rende, jefe de la Mesa General de Migraciones de Argentina, y a dos ciudadanos chinos, durante cinco redadas en la ciudad capital de Buenos Aires y en sus alrededores, informó Clarín. Rende es acusado de recibir sobornos a cambio de facilitar una red de tráfico de personas dirigida por una mafia china conocida como “Pixiu”, cuyos principales líderes fueron capturados en junio de este año.

Durante la investigación sobre Pixiu, considerada la mafia china más poderosa en Argentina, las autoridades interceptaron casi 30 conversaciones telefónicas entre Rende y un intermediario del máximo cabecilla de la mafia, Yong Ye, informó Infobae. Funcionarios del Ministerio de Seguridad dicen que Rende planeaba liberar a ocho mujeres chinas que habían sido rescatadas en el mes de mayo, pues se sospechaba que eran víctimas de tráfico de personas. Según los informes, Rende dijo que le entregaría las mujeres a Pixiu una vez fueran liberadas.

Rende también está acusado de ayudar a otra red de tráfico de personas supuestamente dirigida por Xu Kequiang, uno de los ciudadanos chinos detenidos durante las redadas del 30 de noviembre.

Además del tráfico de personas, Pixiu ejecutaba actividades de extorsión. Según Infobae, las autoridades judiciales creen que la mafia ganaba hasta US$1,5 millones al mes extorsionando cerca de 300 supermercados de propiedad de ciudadanos chinos.

Análisis de InSight Crime

En cierto sentido, Pixiu es emblemático de la manera como operan las mafias chinas en toda América Latina. El tráfico de personas y la varias partes de la región a los supermercados chinos son las principales fuentes de ingresos para muchos de los grupos. Y si bien ha habido informes de mafias chinas que operan en varias partes de la región, e incluso tan al norte como la frontera entre México y Estados Unidos, parece que son más activas en Argentina.

VEA TAMBIÉN: Cobertura sobre Argentina

Pero, al mismo tiempo, Pixiu es especial debido a su tamaño y a su aparente capacidad para cooptar a funcionarios de alto nivel. Teniendo en cuenta sus ingresos de varios millones de dólares obtenidos del contrabando y la extorsión, Pixiu puede ser no sólo la mayor organización criminal china en el país, sino además una de las más grandes en América Latina. Este caso, según Infobae, es también el primero en la historia reciente en que se ha descubierto que un funcionario del gobierno se encuentra en connivencia con la mafia china.

Pixiu puede representar la evolución natural del crimen organizado chino en América Latina. Dado que las relaciones comerciales de China con la región han crecido desde comienzos del siglo, así mismo lo han hecho las oportunidades criminales de las mafias chinas en la región, lo que permite presagiar el surgimiento de grupos más grandes y más sofisticados, similares a Pixiu.

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn