Investigación de tráfico de armas militares en El Salvador llega a altos oficiales

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+

Las investigaciones sobre el presunto tráfico de armas por parte de miembros de la Fuerza Armada de El Salvador ahora han llegado a los más altos mandos, con un exministro de Defensa, y un exviceministro de Defensa, exdirector de la policía y exdirector de inteligencia, entre los investigados por venta ilegal de armamento militar.

Han surgido informes de que el 23 de junio, funcionarios de la Fiscalía de El Salvador allanaron la casa del general José Atilio Benítez, exministro de Defensa y actual embajador salvadoreño ante España, como parte de las investigaciones sobre su presunta participación en la venta de armamento militar. Se encontraron registros de 29 armas de fuego que deberían haber sido destruidas, pero no encontraron las armas, informó El Faro

Según la Fiscalía General de El Salvador, el general (r) Francisco Salinas –un exdirector de la Policía y exdirector del Organismo de Inteligencia del Estado, quien sirvió brevemente como viceministro de Defensa bajo Atilio- también está siendo investigado por su posible papel en el escándalo, y ya ha dado su testimonio, informó El Diario de Hoy.

El Fiscal General Luis Martínez afirmó que han surgido nuevas evidencias –que se rehusó a rebelar- que han llevado a la ampliación de las investigaciones por parte de los funcionarios, y según El Diario de Hoy, como parte de esto, estarán llamando a varios testigos para testificar de nuevo.

Análisis de InSight Crime

Las investigaciones actuales son parte de los 17 casos que han sido abiertos sobre la venta ilegal de cientos de armas militares que debían haber sido destruidas. Según El Faro, gran parte de estos casos están basados en el testimonio de un coronel retirado que fue procesado por venta ilegal de armas.

VEA TAMBIÉN: Corrupción en El Salvador: políticos, policía y transportistas

Por años las acusaciones de tráfico de armas han plagado la Fuerza Armada salvadoreña, con varias armas robadas de las reservas militares que se cree han sido vendidas a organizaciones criminales, incluyendo a los Zetas de Méxicoo, así como a las pandillas transnacionales de la Mara Salvatrucha (MS13) y Barrio 18. Además de las actuales investigaciones, las autoridades están indagando sobre la reciente desaparición de cuatro ametralladoras M-60 de una provisión de armas del ejército.

El hecho de que las investigaciones estén llegando a poderosos oficiales podría estar  generando nerviosismo en David Munguía Payés, alto oficial militar y a actual ministro de Defensa del país. Sin embargo, un agente de la policía dijo a El Faro que el nombre de Munguía Payés no aparece en ninguno de los 17 casos en cuestión, el mes pasado el Fiscal General Luis Martínez anunció que el ministro era uno de los oficiales militares de alto nivel que estaban siendo investigados. 

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+