Juicio de piloto presidencial plantea preguntas sobre la corrupción en la élite de Centroamérica

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn

Ha comenzado en Honduras el juicio de un exdiputado guatemalteco y un ex piloto presidencial, acusados de narcotráfico, en un caso que destaca una red enmarañada de élites centroamericanas y criminales.

El juicio involucra al exdiputado Juan Luis González y al piloto Haward Suhr Gilberto Castellanos, ambos guatemaltecos, quienes fueron detenidos en San Pedro Sula, Honduras, el 6 de diciembre de 2012, y fueron acusados junto con otras 10 personas de narcotráfico, lavado de dinero y falsificación de documentos, informó elPeriódico.

VEA TAMBIÉN: Noticias y perfiles de Guatemala

Durante las redadas que condujeron a los arrestos, que también incluyeron a un segundo piloto y a un exfuncionario hondureño, las autoridades encontraron 12 vehículos con placas guatemaltecas y compartimentos ocultos, supuestamente utilizados para el almacenamiento de drogas, y 10,5 toneladas del precursor pseudoefedrina, para producir metanfetaminas. En total, 83 sospechosos fueron acusados de participar en una red de narcotráfico integrada por guatemaltecos, hondureños, mexicanos y colombianos.

Suhr es un cofundador de Aeroservicios Centroamericanos, SA (Aerocentro) y también trabajó para la agencia de Aeronáutica Civil del gobierno de Guatemala hasta septiembre de 2012. González era un exsoldado, piloto de helicóptero y represente de la provincia de Alta Verapaz, con presuntas conexiones de tráfico de drogas en la zona.

Análisis de InSight Crime

Aerocentro supuestamente forma parte de una red de empresas involucradas en el lavado de dinero y el transporte de drogas, y también ha transportado a funcionarios de alto nivel, entre ellos el expresidente de Honduras, Manuel Zelaya; el expresidente de Guatemala, Alfonso Portillo; y el actual presidente y vicepresidente, Otto Pérez Molina y Roxana Baldetti, durante su campaña presidencial de 2011.

Suhr piloteó 42 vuelos para Pérez, quien es accionista de Aerocentro, y a Baldetti entre enero de 2011 y noviembre de 2012. El jefe de Aerocentro, Guillermo Abraham Lozano Bauer, también trabajó anteriormente como piloto de Pérez, y se cree que ayudo a Baldetti en sospechosos manejos de contratos en el aeropuerto.

En 2010, las autoridades hondureñas descubrieron un helicóptero de Aerocentro operando un vuelo ilegal en la región de la Mosquitia del país y luego se encontró que el helicóptero tenía residuos de drogas en su interior. Según Southern Pulse, la empresa puede tener conexiones con el Cartel de Sinaloa.

Además de las turbias operaciones de la aerolínea, el caso involucra una compleja red de funcionarios, y los motivos políticos para la investigación no deben subestimarse. También es interesante que Lozano, quien tiene contactos gubernamentales importantes, aún no haya estado envuelto en el caso.

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn