La mayoría de los menores asesinados en El Salvador involucrados en pandillas: UNICEF

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn

La mayoría de los 5.300 niños y adolescentes asesinados en El Salvador entre 2005 y 2011, estaban fuera de la escuela y hacían parte de las pandillas, según UNICEF, destacando la relación entre las oportunidades educativas y la violencia de pandillas.

El representante de la agencia de la ONU para los derechos de la infancia, UNICEF, Gordon Jonathan Lewis, dijo que más del 65 por ciento de los niños y adolescentes asesinados en este período de seis años tenían entre 14 y 18 años; y de éstos, el 80 por ciento eran hombres, informó la agencia de noticias EFE.

“(…) la gran mayoría de estos jóvenes estaban fuera de la escuela y asociados al mundo pandilleril (grupos delictivos)”, dijo Lewis, quien agregó que la probabilidad de que un niño se vincule a una pandilla está “directamente relacionada” con la deserción escolar.

Lewis hizo estas declaraciones en la presentación del informe de UNICEF “Completar la Escuela en Centroamérica: los desafíos pendientes“, el cual analiza la exclusión educativa en toda Centroamérica, encontrando que 6,4 millones de niños están en situación de riesgo.

Según el estudio, el 24 por ciento – o 560.000 – de los adolescentes en edad de escuela secundaria en la región, no asisten a la escuela, más de 83.000 de ellos en El Salvador.

Análisis de InSight Crime

La participación de niños en las pandillas es común en los países centroamericanos como El Salvador y Honduras, donde las pandillas, supuestamente, incluso reclutan a la fuerza a estudiantes de jardines infantiles. Las pandillas ven a los menores como una atractiva fuente de mano de obra, ya que atraen menos la atención de la policía y, si son capturados cometiendo delitos, no son castigados tan severamente como los adultos. Como resultado, las pandillas de la región han dependido de los menores de edad para actuar como vigilantes y cobradores de las cuotas de extorsión, entre otras tareas.

En El Salvador, puede haber perspectivas de mejora. Tras la firma de la tregua entre la MS13 y Barrio 18, las dos organizaciones criminales dijeron que iban a acabar con la violencia en las zonas escolares e iban a poner fin al reclutamiento forzado. Otra causa para el optimismo, es un acuerdo de colaboración establecido entre El Salvador y Estados Unidos, que incluye iniciativas educativas.

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn