Desmantelan el ‘laboratorio de drogas más grande del Caribe’ en República Dominicana

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn

Las autoridades de República Dominicana han descubierto un laboratorio de drogas descrito como el más grande encontrado en el Caribe, lo que respalda las sugerencias de que la región está nuevamente ganando importancia para los narcotraficantes que responden a los esfuerzos antidrogas en Centroamérica.

La policía descubrió un laboratorio de cocaína subterráneo, así como 230 kilogramos de cocaína, en los terrenos de una lujosa propiedad en el municipio de San Cristóbal, al sur del país, informó El Nuevo Diario.

La propiedad era de dos colombianos, John Jairo Roldan Estrada y Ángel Fernández Vargas, detenidos y encarcelados la semana pasada tras una redada inicial de las autoridades dominicanas, quienes habían identificado a los hombres después de una investigación sobre el microtráfico en la isla, señaló El Nacional.

Si bien el estatus de República Dominicana, como un importante punto de transbordo, condujo a la DEA a describir previamente al país como un “almacén” de drogas con destino a Estados Unidos, como señala El Nuevo Diario, esta es la primera vez que un grupo criminal extranjero ha sido descubierto procesando drogas en el país.

Análisis de InSight Crime

El descubrimiento de un gran laboratorio de producción de drogas en República Dominicana es muy importante, pero no es sorprendente. Como ha dicho en repetidas ocasiones el subsecretario de Estado William Brownfield, el Caribe se está convirtiendo en un lugar cada vez más importante para el narcotráfico internacional, ya que los esfuerzos antinarcóticos de otros países han provocado la migración de la actividad criminal. Hay varias razones por las cuales República Dominicana podría ser un lugar atractivo para que los colombianos instalen un gran laboratorio de drogas.

En primer lugar, los precursores químicos son más fáciles de conseguir tras las severas medidas que se han tomado contra dichos productos químicos en Colombia, como lo señaló el Departamento de Estado en su Informe sobre la Estrategia Internacional de Control de Narcóticos de 2013 (International Narcotics Control Strategy Report). En segundo lugar, el envío de la materia prima, para que sea procesada en otro lugar, asegura pérdidas menores en caso de que los envíos lleguen a ser interceptados –la base de cocaína vale menos que el producto final–. Por último, la isla sufre de corrupción e ineficiencia, tanto en la policía como en el poder judicial.

El descubrimiento en los últimos años de laboratorios de procesamiento de drogas en Centroamérica también ha resaltado la migración de la producción de drogas hacia nuevas regiones.

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn