Llanos Orientales de Colombia a disposición tras captura de capo

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn

Las autoridades capturaron a un capo de las drogas que pasó de ser un mozo de cuadra para el Cartel de Medellín a forjarse un imperio criminal propio en la región de los Llanos Orientales de Colombia, con el transporte de embarques de drogas de varias toneladas a Venezuela y más allá.

Óscar Mauricio Pachón Rozo, alias “Puntilla”, fue puesto en custodia el 26 de febrero en el departamento de Santander, centro norte de Colombia, informó El Tiempo. Pachón fue un actor importante en el tráfico de drogas en la capital Bogotá, en la región de los Llanos Orientales y en el departamento de Magdalena, al norte del país.

Se le ha descrito como el sucesor de su antiguo socio Daniel “El Loco” Barrera, quien dominó el narcotráfico en los Llanos Orientales desde 2003 hasta su captura en 2012. Aun antes de la detención del Loco Barrera, Pachón había aumentado sus apuestas en el mundo de la droga, según un artículo de Semana aparecido en 2013. Se dice que ordenó el asesinato de quienes eran las manos derechas del Loco Barrera y de varios lugartenientes suyos para quedarse con sus propiedades.

Pachón también forjó alianzas con importantes narcotraficantes, como Martín Farfán Díaz González, alias “Pijarbey” (o “Pijarvey”), cuyo grupo Libertadores del Vichada traficaba drogas en los Llanos Orientales, y con Víctor Ramón Navarro, alias “Megateo”, cabecilla del Ejército Popular de Liberación (EPL) que controlaba las operaciones de narcotráfico en Norte de Santander a lo largo de la frontera con Venezuela hasta su muerte en 2015.

VEA TAMBIÉN: Cobertura sobre el ERPAC

Después de que sus aliados fueran abatidos por las autoridades, se dice que Pachón tomó el control del negocio de la droga en los departamentos orientales de Norte de Santander, Meta y Vichada, informó El Colombiano.

Antes de aprender los trucos del negocio bajo la guía del Loco Barrera, Pachón supuestamente se abrió paso en el hampa colombiano como mozo de cuadra para el Cartel de Medellín y más adelante ingresó a las filas de su rival el Cartel de Cali. En esa época, ya era un empresario exitoso y tenía sus propios laboratorios de procesamiento de cocaína.

Pachón asumió la dirección de una facción disidente de la organización narcoparamilitar Ejército Revolucionario Popular Antiterrorista Colombiano (ERPAC), según dice las autoridades. Se dice que su grupo se conoció como “Los Puntilleros”.

Se sabe que Pachón tiene nexos con Dairo Antonio Úsuga, alias “Otoniel”, cabeza de la organización narcotraficante más poderosa de Colombia, Los Urabeños. Un comunicado del Ministerio de Defensa afirmó que Pachón coordinaba “las rutas de narcotráfico con carteles de México y Estados Unidos”.

Las autoridades habían perseguido a Pachón por más de tres años, y se espera que sea extraditado a Estados Unidos, informó El Espectador. El ministro de defensa Luis Carlos Villegas declaró que esta es la primera operación importante que lleva a cabo el nuevo Bloque de Búsqueda de la Policía, que se creó como parte de la “nueva política (del gobierno) contra el crimen organizado” (escuche una grabación de la conferencia de prensa conjunta dictada por el ministro de defensa y el director de la policía aquí). En el pasado, el gobierno usó el Bloque de Búsqueda para perseguir a Pablo Escobar y a los líderes del Cartel de Cali.

Análisis de InSight Crime

La captura de Pachón puede revelar la dinámica criminal más reciente en una región estratégica como son los Llanos Orientales de Colombia, después de 2012. Luego de la caída del Loco Barrera, no era seguro quién asumiría el control del área o si alguien podría imponer una hegemonía regional sobre el negocio de la droga allí. El presidente Juan Manuel Santos describió a Barrera como “el último gran capo” de Colombia. Y sin embargo, cuatro años después aparece capturado otro “gran capo”.

VEA TAMBIÉN: Noticias y perfil de Colombia

Se esperaba que cualquier sucesor del Loco Barrera enfrentara una tarea descomunal, considerando el número de elementos criminales diferentes presentes en la región, donde hay presencia de tres grupos guerrilleros marxistas, numerosas agrupaciones narcotraficantes más pequeñas y las implicaciones de moverse entre el caos de Venezuela en su actual crisis.

Aunque durante años fue poco lo se supo de él, Pachón efectivamente asumió el control de los corredores de narcotráfico del Loco Barrera. Con su detención, gran parte del negocio de las drogas en los Llanos Orientales queda a disposición de quien pueda tomarlo. Los Llanos son una zona estratégica que limita con Venezuela y son un eje de procesamiento de cocaína.  Por mucho tiempo ha sido objeto de disputa de capos, guerrilleros y paramilitares por igual. Es probable que alguien tome su lugar cuando los cultivos de droga alcanzan nuevamente niveles récord.

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn