Los Homicidios en Venezuela Alcanzan Récord Máximo en 2013

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn

Los homicidios en Venezuela alcanzaron un récord máximo de 58 asesinatos diarios durante los primeros cuatro meses del año, según cifras de la policía refutadas por el gobierno, destacando la grave situación de seguridad en medio de la inestabilidad política.

El Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC) registró 6.675 homicidios entre el 1 de enero y el 25 de abril, de los cuales 1.265 fueron en el área metropolitana de Caracas, informó El Universal.

El entonces Ministro del Interior y Justicia, Néstor Reverol presentó cifras contradictorias en una conferencia de prensa el 1 de abril, declarando que 3.473 asesinatos habían tenido lugar en los tres primeros meses del año, un promedio de 38 al día.

En referencia a las cifras de la policía, el Ministro de Seguridad Miguel Rodríguez Torres, reconoce que el país tenía graves niveles de violencia, según El Universal. “Todos tenemos un enemigo común que es el mundo criminal”, dijo el ministro.

Análisis de InSight Crime

Las cifras son evidencia concluyente de la espiral de violencia en Venezuela, que 19 planes diferentes de seguridad implementados durante la presidencia de 14 años de Hugo Chávez no lograron frenar. Las tasas de homicidios se duplicaron o triplicaron durante una década a partir de 1999, dependiendo de las diferentes cifras, siendo ahora Venezuela uno de los países más peligrosos del mundo. Chávez fue capaz de desviar las críticas con su carisma y poderosa retórica, pero desde su muerte la inseguridad se ha convertido en un tema prioritario en la agenda venezolana, fuertemente presente en la reciente campaña electoral para las elecciones presidenciales de este mes.

El recién elegido presidente Nicolás Maduro recientemente reafirmó que la lucha contra la delincuencia sería una prioridad personal, pero aún no ha revelado ningún plan concreto. No obstante, hace varios días Rodríguez dijo que el gobierno pronto anunciaría medidas para abordar la creciente violencia. Mientras tanto, las divisiones que Maduro enfrenta dentro de su propio partido, el resultado de la elección disputada, y los altos niveles de la tensión generados por una sociedad totalmente polarizada – evidenciado por la violencia post-electoral – crean un cóctel de inestabilidad que sólo puede servir para exacerbar la situación.

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn