Masacre en norte de Brasil apunta a expansión continuada del PCC

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn

Un grupo criminal aliado con el PCC de Brasil sería el responsable de la masacre de más de doce personas en una zona estratégica del norte de Brasil, un indicio de que el grupo criminal más poderoso del país sigue en su intento de expandir sus operaciones.

A los miembros del grupo criminal Guardianes del Estado (Guardiões do Estado – GDE) se atribuyó la masacre de 14 personas que departían en una fiesta organizada por el Comando Rojo (Comando Vermelho – CV) en la ciudad de Fortaleza, capital del estado de Ceará, al norte de Brasil, según información de O Globo. Se dice que los dos grupos compiten por el control del tráfico local de estupefacientes.

VEA TAMBIÉN:  Noticias y perfiles de Brasil

Luego del colapso, a comienzos de 2017, de una larga tregua entre el Primer Comando de la Capital (Primeiro Comando da Capital – PCC) y el Comando Rojo, los dos principales  grupos criminales del país, se dijo que el PCC había sumado fuerzas con los GDE mientras que el Comando Rojo se había aliado con la Familia del Norte (Família do Norte – FDN), según O Globo. Ambas son organizaciones criminales de menor tamaño concentradas principalmente en el norte de Brasil.

La reciente violencia puede hacer parte de la guerra que libran los dos grupos criminales más fuertes de Brasil luego del fin de su alianza por el control del tráfico de drogas.

La masacre también ocurre en medio de un auge de la violencia en el norte de Brasil debido principalmente a la ruptura de la tregua y a la competencia por corredores estratégicos para el narcotráfico. Según Estadão, en el estado de Ceará los homicidios aumentaron en más de 50 por ciento entre 2016 y 2017, pero en la capital Fortaleza el aumento superó el 96 por ciento.

Análisis de InSight Crime

El PCC lleva varios años dedicado a la expansión de sus operaciones criminales con el fin de convertirse en uno de los grupos del crimen organizado más poderosos de la región, y esta nueva masacre indica que el grupo puede estar ahora recurriendo a las alianzas locales con grupos criminales más pequeños para avanzar en ese propósito.

En el transcurso de 2017, el PCC expandió sus operaciones criminales en toda Suramérica a países como Paraguay, Bolivia, Argentina y Uruguay en un esfuerzo por convertirse en el principal proveedor de cocaína para el mercado suramericano. Ahora el PCC puede estar echando mano de una nueva alianza con los GDE para ampliar aún más su control en el suministro de cocaína al fuerte mercado de consumo en Brasil. Los GDE surgieron en Fortaleza y controlan extensas zonas de la ciudad.

VEA TAMBIÉN: Noticias y perfiles del PCC

Fortaleza es una de las ciudades con mayor densidad de población de Brasil y alberga un puerto estratégico no lejos de la vecina ciudad portuaria de Belém, en el estado de Pará, una de las principales rutas de ingreso ilegal para la cocaína procedente de Perú y Colombia para el consumo interno en Brasil. Ya se sabía que el PCC tenía presencia en la región del Amazonas, al norte, y ejercer control sobre esta área estratégica puede apuntalar aún más las redes de distribución de narcóticos que opera el grupo.

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn