Médicos cubanos son usados con fines criminales en Venezuela

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn

Una investigación periodística muestra cómo los médicos cubanos fueron parte de una trama de extorsión usada por el gobierno de Venezuela para permanecer ilegalmente en el poder, lo que revela nuevas formas de colaboración criminal entre el régimen Nicolás Maduro y La Habana.

Integrantes de las misiones médicas cubanas describen en un reportaje del New York Times cómo amenazaban y chantajeaban a enfermos y pacientes con enfermedades crónicas para que votaran por Nicolás Maduro o de lo contrario no recibirían los medicamentos que necesitaban para seguir con vida.

“Se usaban muchas tácticas, dijeron los doctores, desde simples recordatorios para votar por el gobierno hasta denegar tratamiento a los simpatizantes de la oposición que tienen enfermedades mortales”, dice la investigación, para la que fueron entrevistados 16 médicos cubanos que huyeron de Venezuela y están refugiados en distintos países de la región.

VEA TAMBIÉN: Noticias y perfil de Venezuela

Yansnier Arias, uno de los médicos que trabajó en Venezuela y abandonó el programa para vivir en Chile, relató que “sus superiores cubanos y venezolanos le dijeron que el oxígeno debía usarse como arma política: no para las emergencias médicas del día, sino para repartirse cuando la elección estuviera más cerca, como parte de una estrategia nacional para obligar a los pacientes a votar por el gobierno”.

El episodio corresponde a la víspera de las elecciones presidenciales de mayo de 2018, calificadas como fraudulentas por más de 60 gobiernos que no reconocen a Nicolás Maduro como presidente legítimo de Venezuela, lo que ha agudizado la crisis de gobernabilidad y violencia que actualmente vive el país suramericano.

Análisis de InSight Crime

Las acciones descritas por los médicos cubanos demuestran la intervención directa, y mediante prácticas criminales como la extorsión y el chantaje, del régimen cubano en la política venezolana, con la intención de ayudar a mantener en el poder a Nicolás Maduro, considerado el líder del Estado mafioso en que se ha convertido Venezuela.

Por otra parte, además de este mecanismo de control social directo, la penetración de los órganos de seguridad e inteligencia venezolanos por parte del aparato de inteligencia cubano ha sido denunciada en reiteradas ocasiones y opera como un relación simbiótica, mediante el cual el debilitado sistema de Cuba sobrevivirá en la medida en que ayude a mantener al también agonizante régimen de Venezuela.

VEA TAMBIÉN: Las 2 caras de los ejércitos criminales del régimen de Venezuela

“Hay cubanos en el Sebin (Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional), hay cubanos en la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB). Pero no están en la calle, ni en tareas operativas. Están en funciones de inteligencia y vigilancia”, aseguró a InSight Crime un funcionario del Ministerio de Relaciones Interiores, Justicia y Paz que pidió no ser identificado para garantizar su seguridad.

La colaboración de los cubanos en el sostenimiento del régimen venezolano también fue utilizada para fortalecer los nexos de algunos funcionarios del gobierno de Maduro con el crimen organizado.

Un empleado de alto rango del Ministerio de Servicio Penitenciario, que conversó con InSight Crime en Caracas, describió cómo en algunas zona populares de la ciudad los médicos cubanos han sido encargados de dar asistencia -por órdenes superiores- a miembros de megabandas y “pranes”, que resultan heridos en balaceras. “Hay pequeños quirófanos dentro ranchos (casas humildes) en los barrios que son atendidos por médicos cubanos. Eso es solo para el pran y su banda”, dijo el funcionario, que también pidió proteger su identidad.

Estas revelaciones sobre la utilización de médicos cubanos en actividades ilícitas con fines políticos muestra una faceta desconocida del gobierno de Maduro y su relación con estructuras criminales como instrumento de control social para mantenerse en el poder.

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn