México desinstala cámaras de grupos narcotraficantes

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn

Las autoridades de Reynosa, México, han desmantelado 39 cámaras operadas por Internet, diseñadas para espiar a las fuerzas de seguridad, el más reciente giro en la denominada carrera armamentista por la superioridad tecnológica entre la policía y los grupos criminales de México.

La policía de Tamaulipas desmanteló las cámaras, instaladas en varios postes telefónicos en la ciudad de Reynosa, ubicada en la frontera entre México y Estados Unidos, informó El Universal. Las cámaras estaban destinadas a monitorear 59 lugares de “alto impacto”, como comisarías, bases militares, oficinas de la Procuraduría General, otras agencias gubernamentales y las principales avenidas de la ciudad.

Los miembros del grupo criminal que controlaba las cámaras las comenzaron a desinstalar cuando se dieron cuenta de que las autoridades las habían descubierto. A pesar de que el gobierno no dijo cuál grupo controlaba las cámaras, se sabe que Reynosa es un bastión del Cartel del Golfo.

Análisis de InSight Crime

Los grupos criminales de México tienden a utilizar informantes pagados (a los cuales llaman “halcones”) para recopilar información sobre las acciones de la policía, una actividad que en Tamaulipas es considerada un delito. Cualquiera que sea el grupo criminal que instaló las cámaras en Reynosa, éste parece haber dejado de lado el uso de los halcones, y en lugar de ello utiliza la tecnología para espiar a las autoridades y controlar su territorio.

El uso de cámaras operadas por Internet es sólo el más reciente ejemplo de cómo los grupos criminales mexicanos aprovechan la tecnología para cometer delitos. En otro caso reciente, traficantes de drogas a lo largo de la frontera presuntamente utilizaron aviones no tripulados (drones) y aviones ligeros para transportar drogas por encima del alcance de la policía fronteriza terrestre. Las autoridades han reaccionado a esta creciente sofisticación aumentando el uso que ellas mismas dan a la tecnología, y cabe destacar que el uso de aviones no tripulados por parte de las agencias fronterizas de Estados Unidos y las autoridades de Latinoamérica ha incrementado rápidamente durante los últimos años.

VEA TAMBIÉN: Noticias y perfiles de México

La carrera armamentista por la superioridad tecnológica también se ha tomado el Internet. Los grupos criminales de México utilizan las redes sociales para reclutar informantes, intimidar residentes y espiar a sus propios miembros. Así mismo, en Twitter han aparecido redes de ciudadanos preocupados, las cuales tienen como fin monitorear la actividad criminal. Sin embargo, una situación aún más preocupante es que los delitos informáticos y el robo de información cada vez más hacen parte del portafolio criminal de algunos grupos de México.

Aun así, la aparición de esta red de cámaras en Reynosa podría alimentar los temores del gobierno mexicano de que los grupos criminales superan a las fuerzas de seguridad. En marzo, el presidente Enrique Peña Nieto dijo que los grupos criminales están “mejor preparados” y tienen “armas más sofisticadas” que las fuerzas de seguridad —aunque, como lo informó InSight Crime, el año pasado México gastó casi mil millones de dólares en equipos militares importados—.

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn