Narcovuelos y pistas clandestinas en al menos seis estados de Venezuela

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn

Las pistas clandestinas y los vuelos ilegales con droga desde Venezuela han aumentado en los últimos años según informes y expertos. El país sigue siendo uno de los principales puentes aéreos del narcotráfico en la región.

De acuerdo con la administración de Nicolás Maduro, durante el 2019 fueron inutilizadas 36 pistas clandestinas y 23 aeronaves involucradas en tráfico de droga. Sin embargo, informes independientes indican que en Venezuela hay decenas de pistas y que los vuelos ilegales entran y salen a diario.

Uno de los estados en donde más se han reportado pistas y vuelos clandestinos es Zulia. Ubicado al occidente del país y fronterizo con Colombia, Zulia es un punto estratégico por su cercanía al Catatumbo colombiano, donde se ha incrementado la producción de coca.

Según aseguró Juan Pablo Guanipa, diputado de la Asamblea Nacional, en la zona del sur del lago de Zulia hay más de 400 pistas clandestinas. Muchas de las instalaciones aéreas se supone están en fincas agropecuarias, donde tanto funcionarios de seguridad como guerrilleros y paramilitares colombianos obligan a los productores a dejarlos construir y usar las pistas; si no aceptan, son amenazados con prisión por “colaborar con el narcotráfico” o incluso con la muerte, reportó El Pitazo.

De las 36 pistas destruidas por el gobierno hasta agosto 2019, 31 estaban en Zulia.

VEA TAMBIÉN: En ascenso paso de narcoaviones por Guatemala

Con información de medios nacionales y locales, InSight Crime ha identificado otros cinco estados donde en los últimos años se ha reportado el hallazgo de pistas clandestinas o la incautación de avionetas con droga: Apure, Amazonas, Falcón, Guárico y Cojedes.

Un piloto venezolano, Yazenky Antonio Lamas Rondón, quien estuvo al servicio de la primera dama de Venezuela Cilia Flores y posteriormente fue extraditado de Colombia a Estados Unidos, es señalado de pilotar “más de 100 narcovuelos” desde el estado de Apure hasta el Caribe durante una década, según información de El Espectador.

En 2019, el centro de pensamiento español Real Instituto Elcano mostró frecuentes conexiones de narcovuelos entre los departamentos colombianos de Guaviare, Guainía, Meta, Vichada y Arauca y estado venezolano de Apure.

El estado Guárico, ubicado al centro del país, sirve de albergue para las avionetas que cargan la droga en otros lugares. Al sur del estado se encuentra el Parque Nacional Aguaro Guariquito, en el que se han encontrado avionetas y campamentos clandestinos con pistas de aterrizaje. Allí, los narcotraficantes aprovechan también para modificar las aeronaves y aumentar su capacidad de carga.

Los destinos de la mayoría de vuelos con droga que salen de Venezuela son países como Guatemala, Nicaragua, Honduras, República Dominicana, Belice e incluso México, según han constatado investigaciones de InSight Crime y distintos casos reportados por CNN, El Heraldo y El Universal.

Análisis de InSight Crime

Dada la importancia de Venezuela en el tráfico transnacional de narcóticos y la plétora de grupos ilegales que participan de esta economía criminal, los estimado sobre el número de narcovuelos y pistas clandestinas podrían quedarse cortos.

La frecuencia de estos vuelos pasó de salidas cada dos días en 2017 a uno diario durante 2018, según declaraciones de un oficial estadounidense a CNN.

Pobladores de Apure y del sur del estado Zulia han asegurado a InSight Crime que han visto avionetas que sobrevuelan esas zonas con mucha frecuencia. Además, la presencia de pistas clandestinas en muchas fincas es un secreto a voces.

VEA TAMBIÉN: Narcotráfico en el régimen venezolano: El “Cartel de los Soles”

También hay que mencionar la participación de miembros activos o retirados de las fuerzas armadas venezolanas en estos vuelos. Un caso es el del capitán Gino Alfonso Garcés Vergara, quien colaboraba con carteles de narcotráfico colombianos y mexicanos para ingresar aeronaves provenientes de México a Venezuela que luego salían cargadas hacia Centroamérica, de acuerdo a una investigación de la Policía de Colombia y la DEA.

Otro indicio se presentó en diciembre de 2019, cuando Guatemala derribó una avioneta con droga que entraba ilegalmente al país. La aeronave era dirigida por un expiloto de la Fuerza Aérea de Venezuela que vivía en Maracaibo, estado de Zulia.

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn