Inician guerras de nuevas generaciones de carteles en Noroeste de México

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+

Una sangrienta guerra de carteles que arrasa en el estado de Baja California Sur da un indicio de las nuevas estrategias y alianzas que se están formando en el marco de una reorganización del fragmentado hampa mexicano.

Una investigación de la revista Zeta sobre la violencia por la guerra contra las drogas en la ciudad de La Paz, capital de Baja California Sur, ha revelado cómo una avalancha de macabros homicidios tiene conexión con una campaña librada por una nueva alianza entre el Cartel de Jalisco Nueva Generación (CJNG) y los remanentes del Cartel de Tijuana contra Los Dámaso, una red conectada con el Cartel de Sinaloa.

Según Zeta, facciones del CJNG y del Cartel de Tijuana operan bajo el nombre de Cartel de Tijuana Nueva Generación (CTNG) han estado secuestrando, torturando y asesinando a rivales en un intento de hacerse al control de la venta y distribución local de estupefacientes.

Sus objetivos, según una fuente de Zeta del Grupo de Coordinación de Seguridad Pública, son sicarios rivales, agentes que cambiaron de bando, jefes de plazas vinculados al Cartel de Sinaloa y distribuidores locales de drogas. Su objetivo es no solo eliminar a estas personas, sino también obtener información sobre los distribuidores mayoristas de Sinaloa que siguen proveyendo drogas a la región.

Sin embargo, indicó la fuente, es difícil identificar la relación entre las células criminales locales y los carteles principales por el carácter fragmentado del hampa actualmente y a la continua mudanza de lealtades entre las redes locales.

Análisis de InSight Crime

La batalla por La Paz refleja una nueva dinámica en el hampa mexicano, con los enfrentamientos y alianzas de remanentes fragmentados de los otrora todopoderosos carteles con nuevos actores en competencia por el control de los mercados criminales locales y transnacionales.

El relativamente nuevo CJNG ha sido uno de los grupos más expansionistas de México en los últimos años, y no sorprende que ahora se haya trasladado a la región de Baja California Sur. Alguna vez se pensó que estaban aliados con el Cartel de Sinaloa, pero hay cada vez más indicios de que la organización busca aprovechar lo que parece ser una fragmentación del Cartel de Sinaloa luego de la captura de su líder más destacado, Joaquín “El Chapo” Guzmán.

VEA TAMBIÉN: Perfil del Cartel Jalisco Nueva Generación

En contraste, el Cartel de Tijuana lleva largo tiempo en decadencia, de modo que una alianza con un grupo prometedor como el CJNG representa la última oportunidad del Cartel de aferrarse a cierto grado de poder criminal.

Los Dámaso, entre tanto, han sido durante mucho tiempo agentes del Cartel de Sinaloa. Sin embargo, numerosas denuncias indican que la red ha tenido conflictos con otras facciones sinaloenses.

Como lo destacó la fuente de Zeta, estos actores nacionales dependen cada vez más de alianzas con células criminales locales que tienen más autonomía y menos lealtad con las organizaciones más grandes que en el pasado. Esto da lugar a una dinámica mucho más compleja y muchas veces caótica en esta última generación de guerras entre carteles en México

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+