Nuevo testimonio sugiere que masacre de Iguala estuvo motivada por rivalidad entre grupos

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn

Casi cuatro meses después de la desaparición de 43 estudiantes que se dirigían a una protesta en el estado de Guerrero, México, siguen apareciendo detalles de un caso que se ha convertido en el centro de protestas masivas y la crítica internacional.

Según testimonios obtenidos por VICE, miembros de Guerreros Unidos, el grupo criminal que supuestamente llevó a cabo los ataques, dicen que creían que entre los estudiantes que se dirigían a Iguala había miembros de la pandilla rival Los Rojos. Si esta declaración es cierta, el movimiento de los estudiantes habría sido percibido como una incursión en territorio de Guerreros Unidos.

Aunque líderes estudiantiles niegan cualquier afiliación con Los Rojos, esta nueva información puede proporcionar pistas sobre la razón por la que fueron atacados. Explicaciones anteriores se han centrado en el exalcalde de Iguala y su esposa, quienes han sido identificados como los autores intelectuales del ataque. (Para un resumen completo del caso de los estudiantes desaparecidos, haga clic en la línea de tiempo de InSight Crime abajo).

Por otro lado, el 22 de enero pasado Amnistía Internacional criticó severamente a la Procuraduría General de la República (PGR), y señaló que se debe investigar aún más al ejército.

La crítica de la organización de defensa de derechos humanos se produjo un día después de que un equipo de científicos forenses austríacos afirmó que no pudieron identificar el ADN de los restos encontrados en una fosa común en Guerrero.

Análisis de Insight Crime 

Dado que muchos mexicanos culpan al gobierno federal por esta tragedia, la administración de Peña Nieto se apresuró a mantener su credibilidad. Luego de que se presentó como una investigación inusualmente abierta —una autopsia fue filmada y puesta a disposición del público— informaciones recientes han cuestionado reiteradamente la versión oficial.

Sin embargo, el testimonio sobre Los Rojos también puede ser impreciso. Una investigación realizada en diciembre de 2014 por la revista Proceso indicó que testigos que declararon sobre el ataque fueron torturados, lo cual debilitó sus versiones sobre los acontecimientos.

Proceso también reveló que la policía federal sabía sobre el desplazamiento de los estudiantes cuando salieron de su instituto en Ayotzinapa y que incluso les dispararon esa misma noche.

VEA TAMBIÉN: Noticias y perfiles de México

Aun así, se desconoce el destino de los cuerpos. Científicos forenses de la Universidad Autónoma de México (UNAM) anunciaron recientemente que quizá los cuerpos de los estudiantes no fueron quemados en un vertedero de basura en Cocula (supuesto sitio de la masacre), lo que añade peso a la hipótesis de que fueron incinerados en un crematorio del ejército cercano al sitio.

El gobierno mexicano sostiene que la policía federal y el ejército no estuvieron implicados en el caso. En un evento realizado el 20 de enero en el Wilson Center en Washington DC, Ariel Moutsatsos, ministro para Prensa y Asuntos Públicos en la Embajada de México en Estados Unidos, dijo que la investigación ha sido “perfectamente articulada” y “es veraz, aunque se crea o no”. 

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn