Operación antipandillas resalta los problemas con el microtráfico en Puerto Rico

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn

Las autoridades de Puerto Rico están enfocadas en una sofisticada banda acusada de abastecer el mercado local de droga, en un caso que muestra cómo el aumento en el tránsito de cocaína a través de la isla podría alimentar el crecimiento del microtráfico y la evolución de las pandillas locales.

A raíz de una investigación conjunta entre la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA, por sus siglas en inglés), el Buró Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés) y la Policía de Puerto Rico, fueron emitidas órdenes de captura para 72 personas acusadas por tráfico de drogas en San Juan, la capital de Puerto Rico. Hasta el momento 44 personas han sido detenidas, informó el diario Metro.

Según los informes la pandilla distribuía cocaína, crack, marihuana, heroína y medicamentos recetados como Percocet y Xanax en San Juan, informó El Nuevo Día. Los fiscales creen que la banda ganó alrededor de US$15 millones en los últimos años.

La jefe de la Fiscalía federal de Puerto Rico, Rosa Emilia Rodríguez dijo que la banda había sido relacionado con al menos seis homicidios cometidos entre 2007 y 2014. Los miembros también han sido acusados ??de participar en tiroteos y se dice que poseían armas de alto calibre, incluyendo AK-47s y AR-15s.

Las autoridades han identificado seis dirigentes de la organización, algunos de los cuales presuntamente operan desde la prisión.

Análisis de InSight Crime

En los últimos años, un aparente resurgimiento de la ruta de tráfico de cocaína del Caribe ha visto a Puerto Rico surgir como un punto de transbordo para la cocaína cada vez más importante, droga que, en su mayor parte, está dirigida a la parte continental de Estados Unidos. Parte del atractivo de la isla para los traficantes de drogas se debe a su condición de territorio de Estados Unidos, lo que significa que los envíos desde Puerto Rico no tienen que pasar por aduana en su camino hacia el continente.

A finales de mayo de este año, más de 17 toneladas de cocaína fueron incautadas en Puerto Rico por un grupo de trabajo integrado por la Guardia Costera de Estados Unidos y otras fuerzas de seguridad, en comparación con menos de 6 toneladas en todo el 2011.

VEA TAMBIÉN: Cobertura sobre Puerto Rico

Aunque los funcionarios estiman que el 80 por ciento de las drogas que llegan a Puerto Rico son enviadas a la parte continental de Estados Unidos, el 20 por ciento restante es vendido en el mercado interno. La lucha entre las pandillas locales por el control de la distribución nacional ya ha dado lugar a significativos conflictos violentos, con un estimado de 70 a 80 por ciento de los asesinatos vinculados a las drogas, y es probable que más pandillas crezcan en fuerza y ??y tamaño a medida que el tránsito  aumenta a través del país.

Aunque la banda de narcotraficantes recientemente desmantelada parece sólo haber distribuido a nivel local, otros grupos criminales puertorriqueños han estado involucrados en el envío de cargamentos de cocaína desde la isla a Estados Unidos continental. Además de alimentar un crecimiento del microtráfico, el aumento en el tránsito de drogas a través de Puerto Rico también puede facilitar la evolución de las pandillas nacionales, pues les permite formar vínculos con las organizaciones criminales transnacionales que operan en la isla.

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn