Paraguay incauta 30 toneladas de Marihuana cerca de la frontera con Brasil

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn

Las autoridades de Paraguay han incautado más de 30 toneladas de marihuana en dos operaciones separadas cerca de la frontera con Brasil, alijos que suman un valor de millones de dólares y que probablemente iban a ser entregados a grupos criminales de Brasil.

En una operación el 18 de septiembre, agentes de la Secretaría Nacional Antidrogas (SENAD) de Paraguay incautaron 4,5 toneladas de marihuana en Itakyry, localidad ubicada en el departamento de Alto Paraná al este del país, informó Última Hora. La droga fue encontrada tanto en forma prensada como suelta en varios campamentos rurales. Durante la operación también se encontró equipo para el empaquetado de marihuana.

Más tarde ese mismo día, la policía antidrogas paraguaya encontró alrededor de 26 toneladas de marihuana prensada y casi una tonelada de marihuana suelta en una propiedad privada en la ciudad fronteriza de Capitán Bado -en el departamento de Amambay- informó ABC.

Según el Ministerio del Interior, el jefe de antinarcóticos de la policía, Bartolomé Báez, dijo que las autoridades estaban trabajando en un listado de sospechosos, y que creían que los traficantes estaban a punto de mover el cargamento a Brasil. Báez también afirmó que la incautación de las 26 toneladas es la más grande que el país ha hecho en lo que va del año, informó W Radio.

Análisis de InSight Crime

Los informes ofrecen pocos detalles, pero es probable que los dos alijos de marihuana estuvieran en manos de criminales paraguayos, que tras haber reunido las drogas de varios productores locales, se preparaban para entregar los envíos a traficantes brasileños en la región fronteriza. Este es un patrón típico en el tráfico de drogas en Paraguay, donde el 80 por ciento de la marihuana del país es traficada a Brasil.

Amambay y Alto Paraná, los departamentos donde los cargamentos fueron encontrados, son importantes regiones productoras de marihuana, como el jefe de la SENAD Luis Rojas dijo a InSight Crime en una entrevista reciente. Específicamente Capitán Bado es uno de los principales centros de producción del país. Según Rojas, los agricultores de marihuana son pagados por intermediaros de la droga paraguayos para producir cultivos que luego son vendidos principalmente a clientes brasileños.

VEA TAMBIÉN: Cobertura sobre Paraguay

Tomando como base las estimaciones de Rojas sobre el precio del kilo de marihuana, tan sólo en la frontera, las más de 30 toneladas de drogas descubiertas podrían haber alcanzado un valor de hasta US$3 millones. Este valor se habría duplicado si los cargamentos hubiesen llegado al mercado de São Paulo.

Tanto el Primer Comando Capital (PCC) de São Paulo como el Comando Vermelho (CV) de Río de Janeiro son organizaciones criminales conocidas por operar en la región fronteriza con Paraguay, desde donde envían cocaína –que es llevada a Paraguay desde Perú y Bolivia– y marihuana a Brasil. En junio las autoridades capturaron a un presunto líder del PCC en la pequeña ciudad fronteriza de Pedro Juan Caballero, ubicada en Amambay. Al parecer, el hombre era el responsable de la coordinación de los envíos y de la gestión de las finanzas de las pandillas.

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn