PCC de Brasil intenta entrar en la política

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn

El grupo criminal organizado más grande de Brasil, el PCC, está tratando de establecer influencia política en una señal de su desarrollo continuo, desde sus orígenes como una pandilla de prisión.

Según Estadao, Primer Comando Capital (PCC) trató de conseguir que un abogado anónimo fuera elegido miembro de la Asamblea Legislativa del estado de São Paulo, donde tiene su sede el grupo, y ha estado tratando de establecer influencia política durante más de una década.

El informe destaca una importante movilización de los miembros del PCC para apoyar al candidato en las elecciones de 2010, y dice que desde 2002, el Tribunal Electoral ha anulado sus candidaturas sobre la base de los vínculos del PCC.

La revelación vino como parte de una investigación por parte del Ministerio Público del estado, que investigó las actividades criminales de 175 miembros del PCC, así como enlaces entre el grupo y policías corruptos. Según la investigación, el PCC gana US$55 millones al año, compuesto por una renta mensual de alrededor de US$3,5 millones del narcotráfico y US $1 millón de las contribuciones de los miembros. La noticia surgió el mismo día que un informe descubrió un complot del PCC para matar al gobernador de São Paulo, Geraldo Alckmin, por sus esfuerzos para combatir el tráfico de drogas.

Según Folha de Sao Paulo, el PCC tiene casi 8.000 miembros en el estado de São Paulo, con 6.000 de ellos detrás de las rejas, y miles de miembros en todo el país (ver mapa). Como se evidencia en el mapa, el PCC también está presente en la vecina Bolivia y Paraguay, con su presencia en los países recientemente reconocidos por la Fiscalía del Estado de São Paulo.

PCCpresence

Análisis de InSight Crime

El paso hacia la política es un desarrollo aparentemente inevitable para cualquier grupo del crimen organizado, una vez alcanza un cierto nivel de sofisticación, como se ha visto durante muchos años en México y Colombia, por lo que esta noticia no es sorprendente dado el crecimiento del PCC.

Los grupos criminales son capaces de ejercer influencia política a través de la violencia al tener funcionarios corruptos elegidos, o mediante la amenaza o violencia contra aquellos en el poder. Como se ve a partir de los informes recientes, el PCC ha intentado ambos de estos métodos.

Si el PCC hubiera tenido éxito en tener a alguien elegido para la Asamblea Legislativa del estado, hubiera ejercido influencia sobre la política de seguridad regional y local, representando una amenaza significativa para la seguridad.

La actividad del PCC en Bolivia ha sido reportada por mucho tiempo, sin embargo, la confirmación de su presencia por un funcionario de alto rango refuerza la influencia del grupo brasileño en lo que es un centro de procesamiento de cocaína en crecimiento.

VEA TAMBIÉN: Noticias y perfiles de Brasil

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn