Perú desmantela red de tráfico sexual en zona de minería ilegal

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn

Las autoridades de Perú han desmantelado una red que explotaba sexualmente a 300 mujeres en una remota región minera del país, resaltando los vínculos entre el sector minero y el comercio sexual en el país.

Según el coronel Mariano Céspedes, jefe nacional de la división de investigación de delitos contra la trata de personas, las víctimas procedían de la ciudad peruana de Huánuco. Céspedes dijo que las mujeres respondieron a los falsos anuncios de empleos en Madre de Dios, una zona caliente para la minería aurífera informal en la región sur de la Amazonía, informó la Associated Press (AP). A su llegada a la región, las mujeres fueron obligadas por el grupo a prostituirse.

Siete sospechosos fueron detenidos en diversas partes de Perú; Clara Quispe, presunta líder, fue capturada en Cusco. Conocida como la “Reina del Delta”, se cree que Quispe ganó US$60.000 al mes, producto de la trata, y había amasado una fortuna de US$2 millones en tres años.

Análisis de InSight Crime

Madre de Dios es un importante destino para las víctimas de la trata, tanto para el trabajo forzado como para la explotación sexual. Hasta 1.600 adolescentes y adultos trabajan allí como prostitutas, según una ONG, mientras que otra ONG ha estimado que más de 4.500 mujeres son explotadas allí y que tres cuartas partes son menores de edad. En un caso de 2011, las autoridades rescataron a más de 200 mujeres de los burdeles en la región, que es hogar de una población minera en gran parte masculina, y tiene una presencia estatal insignificante.

El papel del sector minero en el fomento del comercio sexual ilegal de Perú también fue destacado por una investigación de prensa a principios de este año, que encontró que hasta 4.000 menores estaban siendo explotadas sexualmente en La Rinconada, en la región de Puno, también cerca de la frontera con Bolivia.

En septiembre, las autoridades peruanas informaron que el 42 por ciento de las 2.000 víctimas de trata de personas rescatadas en los últimos dos años eran menores de edad. Las víctimas a menudo provienen de zonas pobres del país, y por lo general son traficadas a regiones al interio del mismo país. La táctica de atraer a las víctimas con falsas promesas de trabajo es común en toda la región.

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn