Policía de Brasil mató al menos a 3.300 civiles en 2015

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn

Un promedio de nueve personas diarias cayeron muertas a manos de las fuerzas de policía, de notoria violencia, en 2015, un incremento en relación con el último año pese a una caída de las tasas de homicidios en todo el país.

En 2015, 3.345 personas resultaron muertas presuntamente en “intervenciones policiales” en todo Brasil, 6,3 por ciento por encima del año anterior, con 3.146. Las estadísticas (pdf) vienen del X Anuario de Seguridad Pública, preparado por el Foro Brasileño de Seguridad Pública.

En contraste, el número de civiles y policías militares muertos en “confrontaciones” ascendió a 393, menos de los 409 de 2014. La mayoría de esos casos ocurrieron cuando los agentes de seguridad estaban fuera de servicio, mientras que los asesinados en servicio ascendieron a 103 en 2015. (Vea gráfico de InSight Crime abajo)

Screen Shot 2016 11 03 at 09.25.18

Los datos señalan que en 2015, la policía mató 8,5 veces más civiles, incluyendo a los agentes en descanso, que el número de agentes de policía muertos en enfrentamientos.

Sin embargo, mientras aumentaban las muertes relacionadas con la policía, tasa de homicidios total en Brasil cayó en un pequeño margen de 1,2 por ciento, de 59.086 muertes violentas en 2014 a 58.383 en 2015.

Análisis de InSight Crime

La policía de Brasil ha cargado por mucho tiempo la mala fama de ser una de las instituciones más brutales de su tipo en el mundo. Sus agentes de seguridad fueron objeto de escrutinio a comienzos de este año, cuando Rio de Janeiro fue sede de los Juegos Olímpicos. El refuerzo de presencia de seguridad en la ciudad presuntamente fue de la mano con mayor brutalidad policial, pero hizo poco para mejorar la situación de seguridad en el largo plazo. Según un informe de Human Rights Watch, los homicidios perpetrados por policías en el estado de Rio pasaron de 400 en 2013, a 645 en 2015.

Algunas políticas de seguridad han empeorado el problema. La estrategia de “pacificación”, aplicada por ocho años, en la que fuerzas de policía ocupan las favelas de la ciudad, ha sido criticada por la violencia excesiva y los abusos a los derechos humanos.

VEA TAMBIÉN:  Cobertura sobre Políticas de Seguridad

Las cifras recientes puestas en un contexto global revelan lo escabroso de los números en Brasil: en el último año, la policía brasileña mató más personas cada siete días de lo que ha matado la policía británica en tiroteos en los últimos 26 años. En los estados brasileños más afectados, como Amapá al norte y Rio de Janeiro al sureste, la tasa de homicidios perpetrados por policías es por sí sola mayor que la tasa global de homicidios en Estados Unidos (aproximadamente 4,9 por 100.000).

En el país norteamericano, donde el uso excesivo de fuerza por parte del personal de seguridad ha recibido gran atención en los últimos años, se dice que más de 1.100 personas fueron asesinadas por la policía en 2015. La población de Estados Unidos supera en 55 por ciento la de Brasil.

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn