Policía de Honduras se Somete a Pruebas de Polígrafo

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn

Los altos mandos en la policía hondureña se someterán a pruebas de drogas y de polígrafo, a medida que el intento del país por purgar a las fuerzas de seguridad de la corrupción finalmente aumentan su paso.

Esta semana, serán verificados los antecedentes del controvertido jefe de policía Juan Carlos Bonilla, diez comisarios de policía y 40 jefes de las fuerzas regionales y unidades especiales. La serie de pruebas incluye la revisión de los registros financieros: la comprobación de los activos reportados y los ingresos, y la búsqueda de cualquier transferencia sospechosa en las cuentas bancarias de familiares o amigos. Exámenes psicométricos y de toxicología también formarán parte del proceso, que está previsto que finalice el viernes, informó AFP.

Después de hacerle las pruebas a los 51 funcionarios que ocupan los puestos de policía de más alto rango, los investigadores trabajarán hacia abajo para examinar otros 298 agentes de las fuerzas municipales, dijo la agencia.

El secretario de seguridad hondureño Arturo Corrales se presentó voluntariamente para las pruebas de polígrafo y de drogas con el fin de “pregonar con el ejemplo”, informó el diario El Heraldo.

Análisis de InSight Crime

El programa de reforma policial hondureña ha fracasado desde que comenzó hace alrededor de un año, fracasando en probar metódicamente un gran número de funcionarios y fracasando en remover a aquellos que no pasaron los exámenes.

En medio de los estancados esfuerzos de reforma, la policía de Honduras sigue siendo una de las más corruptas de Latinoamérica. Las denuncias de que oficiales como Bonilla han llevado a cabo ejecuciones extrajudiciales han causado controversia en Estados Unidos, que continúa proporcionando alguna ayuda de seguridad a la fuerza. En un esfuerzo por eludir las preocupaciones sobre si Estados Unidos estaba financiando un cuerpo de policía acusado ??de cometer violaciones graves de los Derechos Humanos, a principios de este año, Estados Unidos dijo que evitaría trabajar con Bonilla y las 20 personas directamente bajo su mando – el mismo grupo de personas que someterán a las pruebas esta semana. Bonilla se había negado a tomar una prueba de polígrafo.

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn