¿La política influye en el aumento de las incautaciones de marihuana en Paraguay?

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn

El fuerte incremento en las incautaciones y la erradicación de marihuana en Paraguay este año puede ser sólo una tendencia temporal atribuible a factores políticos, más que una señal de cambio a largo plazo.

Paraguay incautó más de 728 toneladas de marihuana durante el primer semestre de este año, informó EFE el 3 de julio. Esto representa más del doble de las incautaciones de todo el año pasado, que ascendieron a 276 toneladas. También equivale a más del 40 por ciento de las incautaciones de marihuana de Paraguay entre 2013 y 2016, que representan 1.676 toneladas más.

La tasa de incautaciones permite suponer que Paraguay confiscará alrededor de 1.500 toneladas de marihuana este año, muy por encima de lo que se ha incautado en los últimos años, según cifras de la Secretaría Nacional Antidrogas (SENAD).

Por otra parte, el país ha erradicado 1.187 hectáreas de plantaciones de marihuana este año. Las estimaciones basadas en la tasa actual sugieren que Paraguay destruirá aproximadamente 2.400 hectáreas este año, la cifra más alta en una década.

Los funcionarios dicen que esto ha sido el resultado de esfuerzos mayores, especialmente en la red fluvial del país. También destacaron el papel de la cooperación internacional con países vecinos.

Según el Informe Mundial sobre las Drogas 2017, de la Oficina de las Naciones Unidas Contra la Droga y el Delito (ONUDD), Paraguay ocupó el tercer lugar a nivel mundial en cuanto a las incautaciones de marihuana entre 2010 y 2015.

Por otro lado, un reciente informe del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF por sus iniciales en inglés) dice que la deforestación en Paraguay aumentó entre 2015 y 2016, señalando que “el principal motivo de la degradación de las zonas boscosas es la creación de numerosas pequeñas parcelas de cultivo de marihuana”, informó Última Hora.

Análisis de InSight Crime

El gran aumento en las incautaciones en un corto período de tiempo puede ser el resultado de varios factores, como el aumento en la producción de drogas o el creciente interés y capacidad por parte de las autoridades antidrogas. En el caso de Paraguay, es posible que ello se deba a los mayores esfuerzos de las autoridades, pero esto no indica necesariamente que haya un cambio significativo y duradero.

Sin duda, las autoridades han logrado descubrir grandes cantidades de varias toneladas de marihuana, y de hecho Paraguay ha aumentado la cooperación con sus vecinos en las operaciones antinarcóticos internacionales. Pero en un correo electrónico dirigido a InSight Crime, Laurence Blair, periodista independiente que ha analizado el comercio de marihuana en Paraguay, también sugiere que el contexto político, influenciado por las elecciones presidenciales del año próximo, puede haber incitado al partido de gobierno a buscar resultados a corto plazo para sustentar la campaña del próximo año.

VEA TAMBIÉN: Cobertura sobre Paraguay

Aunque Blair dijo que los recientes esfuerzos de las autoridades pueden explicar en parte el aumento de las incautaciones este año, también señaló que los grandes promotores del comercio de marihuana de Paraguay siguen estando sin resolver.

“Como me han dicho en persona los funcionarios de la SENAD, confiscar y quemar marihuana no es un remedio infalible”, le dijo Blair a InSight Crime. “De hecho, a menudo sirve para aumentar los precios y suministrar la droga a corto plazo. Puede afectar las ganancias, pero mientras que la SENAD y los fiscales no estén lo suficientemente decididos a ir tras las estructuras criminales, incluidas figuras políticas nacionales y regionales, el narcotráfico seguirá siendo un problema”. 

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn