Presidente de Venezuela aumenta su seguridad en medio de crisis económica

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn

El asediado presidente de Venezuela está aumentando su propia seguridad y la de sus colaboradores más cercanos, justo cuando en el país empeoran los niveles de violencia y crece la incertidumbre económica.

Según una investigación realizada por la Asociación Civil de Control Ciudadano y el Observatorio Venezolano de Seguridad y Defensa, el presidente Nicolás Maduro ha creado diez nuevos batallones de las fuerzas de seguridad que se encargarán de él, su familia y sus colaboradores más cercanos.

16-02-05-Venezuela-Graphic

La decisión de crear los nuevos batallones, tomada a finales de diciembre, está generando nuevas críticas, debido al incremento de la delincuencia y la violencia, y a la vulnerabilidad a la que se ve enfrentada la población en general.

Rocío San Miguel, directora de Control Ciudadano, dijo que la decisión de Maduro  de crear diez nuevos batallones, “no se corresponde con la emergencia económica que pretende declarar y mucho menos parece ‘ético’ frente a la enorme vulnerabilidad que sufren en materia de seguridad millones de venezolanos diariamente.”

En un informe reciente se considera a Caracas como la ciudad más violenta del mundo, y las estadísticas de homicidio muestran tasas alarmantemente altas en todo el país.

Además de los problemas de seguridad, el país también enfrenta una grave recesión económica. El Financial Times publicó un artículo de opinión esta semana, en el que se especula que “podría ser demasiado tarde para evitar una catástrofe” en Venezuela, refiriéndose a la posibilidad de impago de deudas. Las noticias también anunciaron esta semana que, por primera vez en su historia de producción de petróleo, Venezuela está importando el combustible de Estados Unidos. El país tiene la reputación de tener uno de los mayores depósitos de petróleo fuera del Medio Oriente, pero la falta de inversión y la mala administración han reducido gravemente la producción.

Análisis de InSight Crime

La decisión de Maduro de incrementar sus propia seguridad pone de relieve las condiciones críticas que afectan a Venezuela y que promueven la delincuencia y la inseguridad, a la vez que crean las condiciones casi perfectas para la proliferación del crimen organizado.

En medio de estas condiciones de deterioro, el vagamente constituido Cartel del Soles  —compuesto por  elementos corruptos de las fuerzas de seguridad que participan en el tráfico de drogas y el contrabando— parece estar aumentando su poder e influencia.

VEA TAMBIÉN: Cobertura sobre el Cartel de los Soles

Con base en un reciente trabajo de campo en la frontera entre Colombia y Venezuela, InSight Crime ha podido informar que los cultivos de coca, la materia prima de la cocaína, están alcanzando  niveles récord de producción.  También se han visto miembros corruptos de la Guardia venezolana abasteciendo tuberías a través de la frontera para transportar gasolina de contrabando a Colombia para su venta en el mercado negro.

Como lo ha sugerido anteriormente InSight Crime, Maduro parece encontrarse cada vez más sin dinero y sin aliados políticos, una situación que podría incitar a una participación aún más profunda del Estado en actividades ilícitas.

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn