Principal red de telefonía móvil es usada para extorsionar en El Salvador: Informe

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn

Las pandillas de El Salvador están utilizando un sistema de transferencia de dinero pobremente regulado, y proporcionado por una de las principales redes de telefonía móvil de la región, para facilitar la extorsión, lo que ilustra la continua estafa de las clases bajas en medio de una tregua entre pandillas que se suponía que iba a conducir a una menor criminalidad.

Según una investigación de El Faro, las pandillas explotan el servicio de remesas, conocido como “Tigo Money”, que ofrece el gigante de la telefonía celular Tigo, para extorsionar a las pequeñas empresas. Hasta US$750 se pueden transferir mensualmente a través del servicio y sólo requiere que el emisor y el receptor tengan un teléfono celular Tigo y un documento nacional de identidad.

En la actualidad, 24 personas relacionadas con la Mara Salvatrucha 13 (MS13) están detenidas por delitos relacionados con la explotación de este servicio, pero El Faro dijo que el esquema es mucho más grande y está siendo investigado por el regulador financiero del país, el banco central y la propia empresa.

Análisis de InSight Crime

El informe se produce mientras el gobierno continúa atento a una tregua entre las dos pandillas más grandes del país, la MS13 y Barrio 18, la cual comenzó en marzo de 2012. La tregua ha tenido éxito en la reducción de las tasas de homicidios, pero otros delitos como la extorsión han aumentado, según la policía.

VEA TAMBIÉN: Cobertura de la tregua entre pandillas de El Salvador

Como sucede comúnmente en toda la región, los casos de extorsión de Tigo Money reportados por El Faro también parecen estar a cargo de los pandilleros encarcelados, siendo los familiares de los prisioneros quienes recolectan los pagos, incluida la esposa de Borromeo Henríquez, alias “El Diablito de Hollywood”, líder de la MS13 quien fue detenido en mayo y es actualmente uno de los negociadores de las pandillas.

Ricardo Perdomo, ministro de Seguridad, destacó el problema durante una entrevista con El Faro en julio, pero el servicio Tigo Money sigue sin aplicar los controles gubernamentales para garantizar que las transferencias de dinero no estén vinculadas a actividades ilícitas.

La extorsión es la principal fuente de ingresos de las pandillas en El Salvador y sus vecinos del Triángulo del Norte, Honduras y Guatemala. Más del 70 por ciento de las pequeñas empresas en El Salvador son víctimas de la extorsión, dándole ganancias a las pandillas de hasta US$1,5 millones al mes, según El Diario de Hoy.

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn

1 Comentario

Comments are closed.