Provincia de Costa Rica es Epicentro para el Tráfico Doméstico de Marihuana

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn

La expansión de los cultivos de marihuana en un sector de Costa Rica resalta la lucha del gobierno por contener el tráfico de drogas en zonas rurales y aisladas.

Un artículo del diario costarricense La Nación explora cómo la marihuana se ha convertido en el principal cultivo de los pueblos indígenas que viven en la montañosa región central de la provincia de Limón. Un reportero viajó a la región para ver los cultivos de primera mano, junto a un grupo de la policía nacional que actualmente está llevando a cabo acciones de erradicación tres veces al año. Aparentemente, los habitantes locales están más centrados en cultivar marihuana que en otras plantaciones tradicionales.

Se estima que se han destruido alrededor de un millón de plantas en lo que va del año, según fuentes policiales. La cosecha es vendida por los productores en sacos de aproximadamente US$400, y se vende dentro del país, por lo general en dosis de cinco gramos.

Análisis de InSight Crime

La expansión de la economía de la marihuana en Limón apunta a las dificultades que enfrentan las autoridades estatales cuando se trata de gobernar con eficacia en los lugares remotos del país. Las áreas de difícil de acceso – incluyendo los parques nacionales – han atraído a los narcotraficantes que buscan mover cargamentos de cocaína hacia el norte, y parece que la región montañosa de Limón se ha convertido ahora en un punto focal para el comercio de marihuana de Costa Rica.

Siendo el único país de Centroamérica sin ejército, Costa Rica se enfrenta al reto de afrontar la producción y el narcotráfico con recursos más limitados. Tanto el presidente del país como el Departamento de Estado de Estados Unidos han dicho que Costa Rica no está preparada para hacer frente al narcotráfico.

En los últimos años, Costa Rica se ha convertido en un paradero importante de los narcotraficantes que mueven cargamentos de cocaína desde Suramérica hacia Estados Unidos. Al parecer, las exportaciones de drogas que salen de la nación centroamericana ahora van a 39 destinos diferentes en cuatro continentes, y hay indicios de que el país se ha convertido en una base de operaciones para los narcotraficantes mexicanos y colombianos.

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn