¿Puede la amplia erradicación de Coca de Perú tener éxito en el VRAEM?

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+

El gobierno peruano ha anunciado sus planes para lograr una mayor erradicación de coca en la región del VRAEM, por primera vez este año, un paso necesario pero uno que podría llevar a confrontaciones violentas.

El organismo antidrogas de Perú, Devida, anunció un objetivo de 16.000 hectáreas de cultivos de coca para ser destruidas en el remoto Valle de los Ríos Apurimac, Ene y Mantaro (VRAEM), uno de los principales lugares de cultivo de coca del país y el último bastión de la insurgencia guerrillera de Sendero Luminoso, informó la agencia de noticias Andina. El área estimada de cultivos de coca en el VRAEM se sitúa actualmente en 20.500 hectáreas, informó RPP Noticias.

El año pasado, los esfuerzos estuvieron enfocados en el Valle del Alto Huallaga, en el centro del país, y en las regiones selváticas de Pachitea y Pucallpa.

La presidenta de Devida, Carmen Masías, dijo que los asesinatos de los líderes de Sendero Luminoso, Martín Quispe Palomino, alias “Gabriel”, y Alejandro Borda Casafranca, alias “Camarada Alipio”, facilitarían el plan de erradicación en el VRAEM.

Análisis de InSight Crime

Este es un plan muy ambicioso para el gobierno de Perú, estableciendo una meta de erradicación en el VRAEM casi tan alta como el objetivo nacional fijado originalmente para 2013. También representa más de la mitad del objetivo de las 30.000 hectáreas que Perú se ha fijado para 2014. Sin embargo, esta medida es absolutamente necesaria si Perú quiere revertir de forma efectiva una tendencia que ha llevado al país a convertirse en el principal productor mundial de cocaína.

El VRAEM ha sido durante mucho tiempo la principal región de cultivo de coca de Perú, la cual se cree produce más del 50 por ciento de toda la coca utilizada para hacer cocaína -a diferencia de las cultivadas para su uso legal. También es un importante punto de salida para los cargamentos de droga que salen del país. Después de la exitosa erradicación en el Valle del Alto Huallaga, el año pasado -impulsada por la caída del líder de Sendero Luminoso, Florindo Eleuterio Flores Hala, alias “Camarada Artemio”- el VRAEM es ahora la última región de cultivo de coca, con una presencia guerrillera significativa. Si el gobierno tiene éxito en destruir las tres cuartas partes de los cultivos allí, como tiene previsto, la industria del narcotráfico en Perú podría estar en serios problemas.

VEA TAMBIÉN: Noticias y perfiles de Perú

Devida espera que la caída de “Gabriel” y “Camarada Alipio” les dé la oportunidad adecuada para entrar en el VRAEM, y ampliar de manera significativa los resultados récord de erradicación del año pasado; aunque esperar que se repita el escenario visto en el Valle del Alto Huallaga puede ser demasiado optimista. Por un lado, como dijo Masías a RPP Noticias, cada hectárea de cultivo de coca en el VRAEM contiene 120.000 plantas de coca, en comparación con 40.000 en el Valle del Alto Huallaga. Por otra parte, aunque la caída de los dos líderes del VRAEM fue un golpe significativo para Sendero Luminoso, rápidamente nuevos líderes tomaron su lugar y la guerrilla todavía es lo suficientemente fuerte como para montar una resistencia violenta. Es más, como se ha visto en el caso de Colombia, cualquier éxito significativo en la erradicación de cultivos de droga en el VRAEM probablemente se vea acompañado por un desplazamiento de la producción a otras zonas.

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+