Récord de renuncias en Policía de El Salvador por recrudecimiento de violencia

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn

La policía de El Salvador está abandonando la Policía Nacional Civil (PNC) en números récord en medio del alza en las confrontaciones con las pandillas y denuncias de amenazas a las familias de los agentes.

La PNC perdió un total de 516 agentes en 2015, 49 por ciento sobre el año anterior. El aumento se debió principalmente a las renuncias de 358 policías, según La Prensa Gráfica, que cita datos de la oficina de información y respuesta (OIR).

Agentes de la PNC han estado abandonado esa institución, ya son 802 agentes que abandonaron sus puestos de trabajo en los últimos tres años.

Desde el colapso en 2014 de la tregua de pandillas en El Salvador, el país ha tenido un incremento de la violencia, que culminó con la reciente calificación de El Salvador como país más violento del Hemisferio Occidental.

VEA TAMBIÉN: Tregua de pandillas en El Salvador: positivos y negativos

En medio de esta violencia, pandillas como la Mara Salvatrucha (MS13) y Barrio 18 no sólo han estado compitiendo entre sí, sino también confrontando y dirigiendo ataques a las fuerzas de seguridad, y El Salvador ha visto un alza grande en los asesinatos de policías.

“El policía tiene miedo, somos seres humanos; tenemos miedo y ese miedo se transforma en que se van de la Policía buscando sus mejoras”, comentó el secretario del Movimiento de los Trabajadores de la Policía Marvin Reyes durante una marcha en la que exigían mejores condiciones laborales y salariales.

La violencia contra la policía es una preocupación incluso cuando están fuera de servicio. Entre noviembre y mediados de junio de 2015, 69 agentes solicitaron fondos del gobierno para cambiar sus lugares de residencia después de que las pandillas los amenazaran a ellos y a sus familias, según trae La Prensa Gráfica.

Análisis de InSight Crime

Dada la extrema situación de seguridad en El Salvador no es sorpresa que los agentes de policía estén abandonando la PNC en números récord. Lo que queda por ver es cómo responderá el gobierno, dado lo limitado de sus opciones.

Pese a su trabajo cada vez más peligroso, los agentes de la PNC comienzan ganando un salario mensual de US$424, según Enfoque Jurídico. Una mejor compensación parece una solución obvia a las renuncias de agentes y a las recientes protestas. Sin embargo, no es claro si El Salvador tiene los recursos para pagar mejor a sus elementos policiales. El país sigue debatiendo la aprobación de un nuevo impuesto para financiar su iniciativa de seguridad El Salvador Seguro.

El Salvador también usa al ejército como apoyo a la policía en seguridad pública, y si los agentes de la PNC salen a paro, como han amenazado algunos, el gobierno tendrá que depender aún más de los militares. Sin embargo, muchos de los soldados desplegados —que ganan menos que sus colegas en la policía— ya están burlándose de las peligrosas demandas de su nuevo empleo.

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn