Red en Colombia proporcionaba combustible robado a narcoparamilitares de los Llanos Orientales

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn

Las autoridades de Colombia han capturado a miembros de una red criminal que al parecer robaba gasolina para la producción de cocaína, arrojando luz sobre las actividades en expansión del líder criminal “Pijarbey” y su grupo narcoparamilitar.

El 17 de julio, la policía colombiana arrestó a 14 personas presuntamente implicadas en una organización que robaba gasolina, la cual era utilizada en los laboratorios de cocaína de Martín Farfan Díaz, alias “Pijarbey”.

Según el comunicado de prensa de la policía, algunos miembros del grupo actuaron como conductores de camiones de una empresa petrolera para obtener información sobre la cantidad de combustible en los tanques de la compañía. Al parecer, el grupo criminal utilizó esta información para bombear la gasolina de los tanques de almacenamiento de Pacific Rubiales, en el departamento del Meta, en la región de los Llanos Orientales de Colombia, donde opera Pijarbey.

Según El Tiempo, tres de los capturados eran empleados contratados por la empresa. Ellos facilitaron el robo al dejar entrar a los miembros del grupo criminal a las instalaciones de la empresa para llenar los tanques de gasolina.

Se cree que el grupo pudo haber robado hasta 200 galones de gasolina al día, y haber operado por alrededor de dos años en la región.

Análisis de InSight Crime

Pijarbey es el líder de los Libertadores del Vichada, un grupo criminal que se separó de la organización paramilitar el Ejército Revolucionario Popular Antiterrorista Colombiano (ERPAC).

Antes de cumplir su condena en 2009, Pijarbey dirigió las operaciones del ERPAC en el departamento del Vichada, ubicado en los Llanos Orientales, desde donde operaba laboratorios de drogas y traficaba cocaína hacia Venezuela. Después de salir de la cárcel, volvió al Vichada y formó su grupo actual, el cual ha luchado contra otra facción del ERPAC –el Bloque Meta- por el control de las rutas de tráfico de drogas y de los laboratorios, y se cree que está aliado con el poderoso grupo criminal los Urabeños.

VEA TAMBIÉN: Perfil del ERPAC

Pijarbey parece estar expandiendo sus operaciones hacia otros departamentos. En 2013, presuntamente envió a miembros de su organización al departamento de Amazonas, cerca de la frontera con Brasil y Perú, para establecer una ruta de tráfico de drogas. Los arrestos más recientes indican que Pijarbey también está operando en el Meta, en la frontera con Vichada hacia el suroeste.

El robo de petróleo es una forma de generar ingresos y obtener un precursor necesario para la producción de cocaína para los grupos armados ilegales de Colombia. Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) cuentan con refinerías caseras de petróleo en el departamento de Nariño, que se utilizan para procesar el petróleo crudo robado del Oleoducto Trasandino de Ecopetrol. Las Autodefensa Unidas de Colombia (AUC) también se beneficiaron del comercio ilegal del petróleo durante el apogeo de sus operaciones. El robo de combustible es también una práctica lucrativa para los grupos criminales en países de Latinoamérica como México.

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn