Reuniones en El Salvador plantean interrogantes sobre el poder político de las pandillas

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn

Los representantes de al menos dos de los principales partidos políticos de El Salvador, entre ellos el líder de la oposición y favorito en las próximas elecciones presidenciales, se han reunido con dos de las principales pandillas del país, según el mediador de la tregua entre pandillas que está curso, planteando la pregunta de cuánta influencia política tienen las pandillas.

Raúl Mijango, mediador de la tregua, dijo durante una entrevista a una estación de televisión local que el líder del partido ARENA de derecha, y principal candidato presidencial, Norman Quijano, así como representantes del FMLN, partido que se encuentra en el poder, se han reunido con líderes de las dos principales pandillas del país: la Mara Salvatrucha (MS13) y Barrio 18, informó Contra Punto.

Mijango también declaró que las pandillas “son un elector que puede definir resultados” de las elecciones presidenciales de marzo de 2014, señaló Contra Punto. Según La Pagina, él destacó la capacidad de las pandillas de movilizar más de 60.000 electores, así como su capacidad para perturbar las elecciones.

Quijano ha expresado constantemente su oposición a la tregua entre pandillas –la cual comenzó en marzo de 2012–, y a principios de este mes el presidente Mauricio Funes lo calificó de “hipócrita” por haberse reunido aparentemente con las pandillas.

Análisis de InSight Crime

Aunque todos los candidatos de las próximas elecciones se han distanciado públicamente de la tregua entre pandillas –sin duda debido a su impopularidad entre el público general– también son conscientes de la capacidad de las pandillas para afectar las elecciones. De hecho, esta no es la primera vez que Quijano se ha enfrentado a acusaciones de hipocresía por reunirse con los líderes pandilleros.

VEA TAMBIÉN: Tregua entre pandillas en El Salvador: Aspectos positivos y negativos

No obstante, la profundidad del alcance político de las pandillas sigue siendo una incógnita. Los 60.000 votos que mencionó Mijango incluyen únicamente a los pandilleros, y no a sus familiares, amigos, socios y simpatizantes. Tal vez lo más importante, es que las pandillas pueden influir en las votaciones locales más que en las nacionales, eventualmente ganando el control de algunos escaños en el Congreso y los concejos municipales. Este sería un desarrollo interesante, si las pandillas ya estuvieran integradas a la sociedad, como supone la tregua, y una vez hayan renunciado a la criminalidad.

Hasta ahora no ha sido así, y la tregua sigue siendo un blanco fácil porque las pandillas siguen extorsionando a la población general; los avances en la reintegración de los pandilleros se han estancado y los homicidios están aumentando.

Sin embargo, las reuniones políticas evidencian que la tregua entre pandillas puede tener más poder de permanencia que el que se creía. La tregua, patrocinada por Mijango y el ahora ministro de Defensa, David Munguía Payés, ha reducido considerablemente los homicidios y abrió la puerta a programas sociales y económicos más directos con las pandillas. Con sus declaraciones, Mijango parece estar advirtiendo a los candidatos que las acciones para poner fin a la tregua pueden llevar a resultados electorales desfavorables y posiblemente peores.

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn