Reveladora entrevista divulga detalles del comercio de cocaína en Colombia

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+

Un narcotraficante colombiano narró reveladores detalles sobre su trabajo, como parte de una valiosa entrevista que permite tener una visión panorámica del tráfico de drogas en Colombia.

En una entrevista con El Tiempo publicada el 2 de noviembre, el capturado narcotraficante conocido por el alias de “Camilo”, quien pasó casi una década coordinando los cargamentos de cocaína de algunos de los más poderosos grupos de narcotraficantes colombianos, relató, a partir de su experiencia personal, los entresijos del comercio de cocaína. Camilo habló con el medio de noticias en Bogotá, donde está cooperando con las autoridades colombianas como parte de un acuerdo de declaración de culpabilidad.

El ex narcotraficante dijo que el primer paso en el proceso de tráfico consiste en ser contactado por un cliente, generalmente un intermediario que trabaja para una organización de narcotraficantes grande como Los Urabeños, quien normalmente le solicita su ayuda para enviar drogas a Estados Unidos o Europa.

Luego, dice, se hace contacto con elementos corruptos dentro del gobierno.

“Trabajo con operadores logísticos de aduanas que me dicen qué contenedores están disponibles para qué destino, las fechas, el recorrido, en qué barco se va a ir”, explicó.

Camilo dijo que luego buscaba a sus contactos dentro de la policía antinarcóticos para comprobar si los oficiales que estarían de guardia ese día podrían ser sobornados. Verificaba además que la empresa en cuyos contenedores se iban a enviar las drogas no fuera a levantar ninguna alarma que diera lugar a un chequeo de seguridad adicional. Si era así, el plan debía replantearse.

Agregó que, si todo salía bien, recibía el pago por sus servicios mediante un esquema de lavado de dinero que opera a través de una cadena de supermercados. El almacén recibía el pago por la droga en euros o dólares, dependiendo del lugar a donde había llegado el cargamento, y le pagaba a Camilo en pesos colombianos.

VEA TAMBIÉN: Cobertura sobre lavado de dinero

Pero no todo salía siempre bien.

“Lo más grande que he pagado fueron 3.500 millones de pesos [cerca de US$1,1 millones] por 820 kilos de cocaína  que incautaron los antinarcóticos en el puerto de Cartagena”, dijo Camilo, agregando que él era el responsable si algo salía mal. “Tuve que pagar todo, y me dieron quince días. Era pagar o morir”.

A veces, las drogas debían ser almacenadas por algún tiempo antes de ser embarcadas. A raíz de una incautación de varias toneladas en Panamá, un cliente le pidió a Camilo que detuviera el envío porque el precio de la droga había rebajado.

“En Panamá son US$ 4.500 por kilo de coca, pero como la autoridad es muy corrupta, cuando incautan una go-fast con una tonelada, ellas mismas venden la droga y baja el precio”.

Camilo dijo que, en promedio, por lo general obtenía ganancias mensuales de entre 600 y 700 millones de pesos (entre US$200.000 y 230.000).

“Soy enemigo de enviar grandes cantidades; prefiero cargamentos de media tonelada”, dijo. “La salida de dicha cantidad del puerto puede costar alrededor de 2.200 millones de pesos [unos US$720.000]. A mí me quedan aproximadamente 500 millones [unos US$165.000], después de pagar gastos”.

Cuando se le preguntó si el narcotráfico podría desaparecer algún día, Camilo respondió que eso sería “imposible”.

“Un funcionario antinarcóticos que gana [un sueldo mensual de] 1.400.000 pesos [US$460], un operador que se encarga de supervisar la carga, le dices: ‘vea, aquí tiene 10 millones [US$3.300] para que usted no revise un contenedor.Y si lo sacan, vienen otros'”, explicó Camilo, refiriéndose a los irresistibles incentivos económicos que los traficantes les ofrecen a las autoridades.

Dijo además que cualquier persona que se niegue a cooperar es “ajustada” por los grupos criminales.

Análisis de InSight Crime

Además de las reveladoras anécdotas y los detalles sobre los aspectos financieros de su oficio anterior, la entrevista con Camilo muestra un amplio panorama del tráfico de la cocaína en Colombia. En su narración, menciona casi todos los componentes principales del negocio: los cultivos de coca (la materia prima para la cocaína), los métodos de envío y las rutas, que a menudo pasan por Centroamérica, así como los métodos de blanqueo utilizados para ocultar las transacciones financieras relacionadas con el negocio.

VEA TAMBIÉN: Noticias y perfiles de Colombia

Sin embargo, en su narración sobre el negocio destaca un elemento particular: la corrupción. Además de ilustrar la magnitud de este problema, que atraviesa todas las fronteras, la entrevista con Camilo nos recuerda que ninguna operación de tráfico de drogas a gran escala puede llevarse a cabo sin la ayuda de funcionarios cooperantes.

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+