Una revisión a los homicidios de la policía de São Paulo en 2015

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn

Las alarmantes estadísticas de 2015 sobre la violencia de la policía militar de São Paulo, Brasil, pueden generar nuevas preocupaciones sobre la manera como la policía está siendo entrenada en todo el país.

Nuevos datos publicados por la Secretaría de Seguridad Pública del estado de São Paulo mostraron que 532 muertes fueron causadas por “intervención de la policía” en el estado de São Paulo entre enero y noviembre de 2015. Esta cifra es mayor a la de 2006, cuando 495 personas murieron durante aquel año marcado por violentos enfrentamientos con la organización criminal conocida como Primer Comando Capital (PCC). Dicha cifra incluye 107 personas asesinadas en sólo cinco días.

El sitio de noticias brasileño A Tarde informó que estas nuevas cifras no incluyen las muertes causadas por agentes de la policía militar fuera de servicio, o los casos de homicidios intencionales cometidos por los agentes. El informe de la secretaría afirma que el aumento en el número de homicidios por parte de la policía militar el año pasado es proporcional al aumento en la población de São Paulo desde el año 2006. Sin embargo, el defensor del pueblo de la policía de São Paulo admitió que “el número de casos es impresionante”.

Análisis de InSight Crime

La violencia policial probablemente volverá a estar en la mira en Brasil, en tanto se aproximan los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro en agosto de este año. En el año 2015, Amnistía Internacional denunció que la policía de Río de Janeiro había matado a 1.500 personas en los últimos cinco años, lo que representa el 16 por ciento de los homicidios durante ese período.

Es importante preguntarse por qué están aumentando los homicidios de la policía militar en São Paulo, a pesar de que el largo conflicto entre la policía y las pandillas como el PCC no es tan agudo como lo fue en el año 2006. Una posible explicación tiene que ver con los efectos a largo plazo del agresivo régimen de entrenamiento al que deben someterse los miembros de la policía militar. Un estudio reciente, realizado por un capitán de la policía del estado de Paraiba, Fabio França, reveló los sistémicos abusos sufridos por los reclutas durante los entrenamientos, como privación del sueño, palizas, acosos y el uso de gas lacrimógeno, según informó la BBC. França, que es doctor en sociología, reunió informes de los reclutas en uno de los estados del país (no identificado), los cuales describen su tratamiento como “rituales de sufrimiento”.

VEA TAMBIÉN: Cobertura sobre reforma policial  

Los diferentes estados han implementado otras tácticas con el fin de reducir el escandaloso número de muertes causadas por la policía. The Economist informó que en 2013, la Secretaría de Seguridad del estado de São Paulo introdujo una medida para evitar que los agentes de policía ofrecieran primeros auxilios, con el fin de eliminar las posibilidades de encubrir los asesinatos. Sin embargo, es poco probable que estas tácticas tengan un impacto inmediato durante un año en el que habrá mayor actividad de la policía contra las organizaciones criminales, así como un posible resurgimiento de las protestas contra el gobierno.

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn

5 Comentarios

Comments are closed.