Robo de combustible en México aumenta 44%: Pemex

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn

Según un informe, el robo de combustible a la petrolera estatal de México, Pemex, casi se duplicó en un período de un año, lo que indica que los grupos criminales del país continúan beneficiándose ampliamente de esta actividad.

Según el Informe de Sustentabilidad de Pemex en 2014 (pdf), publicado el 11 de noviembre de 2015, el número de tomas clandestinas en los oleoductos llegó a 4.125 en 2014, un aumento del 43.7 por ciento con respecto al año anterior.

La mayoría de las tomas clandestinas se registraron en los estados de Tamaulipas, Guanajuato, Sinaloa y Jalisco, según informó El Universal. Estos cuatro estados registraron 2.043 casos de robo de combustible en 2014.

Según el informe anual de Pemex, Tamaulipas se consideró la región “más vulnerable” al robo de combustible. Las 200 tuberías de Pemex en este estado registraron 641 tomas ilegales el año pasado, lo que representa el 16 por ciento del total nacional.

En total, más de 7 millones de litros de gasolina le fueron robados a Pemex durante un período de 19 meses, según cifras de la Procuraduría General de la República de México, informó El Universal.

Análisis de InSight Crime

El robo de combustible ha sido un negocio lucrativo para los grupos criminales de México —especialmente para Los Zetas y el Cartel del Golfo—, lo cual les ha permitido obtener beneficios financieros y amenazar a la industria petrolera nacional.

El año pasado, Pemex estimó que por esos robos había perdido aproximadamente 7,5 millones de barriles de combustible, valorados en más de mil millones de dólares en ese momento. El número de tomas ilegales ha crecido notablemente en los últimos años, y ha aumentado desde 2010, cuando se reportaron 691 casos.

15-11-17-Mexico-Pemex-Graph

Gráfico de El Universal

Debido a la fragmentación de los grupos criminales de México, muchas facciones pequeñas carecen de las conexiones transnacionales necesarias para el contrabando de drogas hacia el norte. Por eso, diversas facciones criminales —especialmente de Los Zetas— han recurrido a actividades criminales locales para mantenerse económicamente. Esto incluye el secuestro, la extorsión y el robo de petróleo. Hasta cierto punto, el continuo aumento del robo de petróleo de Pemex es en parte un reflejo de la nueva realidad criminal de México, en la que hay decenas de grupos criminales grandes y pequeños compitiendo por las ganancias.

VEA TAMBIÉN: Noticias y perfiles de México

Pemex ha tomado medidas novedosas en sus intentos por hacer frente al robo de combustible. En febrero de 2015, la empresa anunció que dejaría de transportar combustible totalmente refinado, lo que haría más difíciles las ventas en el mercado negro en caso de que fuera robado. A finales de 2016, la empresa podrá evaluar si esta medida fue eficaz o no, según las estadísticas de robo de combustible de ese año.

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn