Robo de ganado: una creciente preocupación en Nicaragua

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn

El gobierno de Nicaragua recibe cada vez más solicitudes para combatir el tráfico ilegal de ganado, una actividad que está frecuentemente ligada a otros tipos de crimen organizado en la región.

El 17 de junio, varias asociaciones empresariales nicaragüenses publicaron un documento conjunto pidiendo al gobierno que investigue el tráfico de ganado de contrabando en los “puntos ciegos” a lo largo de las fronteras del país con Honduras y Costa Rica, informó ACAN-EFE.

Según La Prensa, la Cámara Nicaragüense de Plantas Exportadoras de Carne Bovina (Canicarne) ha dicho que el robo de ganado le está costando al Estado US$276 mil en ingresos fiscales perdidos (vea a continuación el gráfico de La Prensa sobre los costos del robo de ganado). Unas 300.000 cabezas de ganado han sido sacadas ilegalmente de Nicaragua entre 2013 y 2014, según documentos que presuntamente Canicarne envió al gobierno.

1433735693 Contrabando-ganado

Asímismo, el presidente de Canicarne, Raúl Barrios, ha dicho que debido al robo de ganado los mataderos nicaragüenses están procesando un 50 por ciento menos de ganado. El vicepresidente de la misma entidad ha solicitado una reunión con el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, para discutir el tema, argumentando que la respuesta del gobierno al problema ha sido inadecuada.

Según un censo de 2011, en Nicaragua hay 4,12 millones de cabezas de ganado.

Análisis de InSight Crime

El robo de ganado es un problema constante en Nicaragua y por lo tanto amerita más atención, sobre todo teniendo en cuenta que en el resto de la región los traficantes han utilizado el comercio de ganado como una forma de lavar dinero de la droga —a veces incluso han utilizado a los animales para contrabandear drogas— .

VEA TAMBIÉN: Noticias y perfiles de Nicaragua

De hecho, algunos grupos transportadores de droga en Centroamérica —como Los Leones en Guatemala y Los Cachiros y el clan Valle Valle en Honduras— comenzaron como pequeños ladrones de ganado, robando y revendiendo las reses en las regiones fronterizas. Luego readaptaron estos contactos y rutas de contrabando para traficar drogas.

El robo de ganado es en parte una respuesta a las fuerzas del mercado, ya que los contrabandistas buscan vender los animales por precios más altos en los países vecinos. La policía nicaragüense ha dicho que ha identificado ladrones de ganado mexicanos y salvadoreños en el país.

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn